• domingo 27 de noviembre del 2022
728 x 90

Induráin afirma que no se brindaron las condiciones previstas en el convenio de Sodena a fin de que Salud adquiriera máscaras

img

NA asegura que en el Gobierno "semejan estar considerablemente más preocupados de eludir su compromiso que de buscar resoluciones"

PAMPLONA, 2 Nov.

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, aseguró este miércoles que el Servicio Navarro de Salud no adquirió máscaras excedentes de la operación de compra donde participó la compañía pública Sodena adjuntado con la CEN y Albyn por el hecho de que no se brindaron las "situaciones específicas" que preveía para esto el convenio suscrito entre estas tres partes. "El SNS no tenía la obligación contractual de conseguir ese material", ha asegurado la consejera, citando a las conclusiones de tres reportes jurídicos.

En una comparecencia en el Parlamento foral pedida a solicitud propia y por Navarra Suma, Induráin explicó que el 7 de mayo de 2020 se firmó el acuerdo Sodena-CEN-Albyn para hacer más simple el ingreso a EPIS para pequeñas y medianas empresas, micropymes y personal autónomo de Navarra de cara al desarrollo de su actividad frente a las adversidades detectadas en aquel contexto de pandemia para su adquisición de forma individual, "un convenio nacido a instancias de Sodena".

La consejera aseguró que Salud "no se encuentra dentro de las partes firmantes del acuerdo, por eso su participación, a efectos prácticos, sea limitadísima". "En él, Osasunbidea, que tenía como resulta lógico sus vías de acopio de material, incluye una adenda que determina de manera breve sus obligaciones en lo que se refiere a la adquisición de excedentes del convenio", explicó.

En preciso, recogía textualmente la adenda que "en el supuesto de que, por cualquier situación excepcional o inusual, una vez recibido cada pedido, existieran EPIS de empleo sanitario que, habiendo sido comprados, no hayan sido transmitidos a las compañías y asociaciones, el SNS-O va a adquirir estos EPIS, previo requerimiento de las unas partes de dicho acuerdo, siempre y cuando se cumplan" ciertas condiciones.

Las condiciones eran que "el deber se prolonga de forma exclusiva a EPIS de empleo sanitario, y no a otro género de EPIS que tengan la posibilidad de haberse conseguido al amparo del acuerdo".

Además, el valor de compra de los EPIS de empleo sanitario por la parte del SNS-O sería el valor de venta de Albyn Medical; el SNS-O se comprometía y forzaba a recibir los EPIS de empleo sanitario y seguir al pago de la factura pertinente emitida por Albyn Medical; el SNS-O no se comprometía a admitir excedentes debidos a renuncias voluntarias de las compañías o asociaciones; y tampoco se comprometía a conseguir mucho más de un diez% del material de cada pedido.

En determinante, Induráin ha señalado que Salud no adquirió máscaras "pues a fin de que el SNS se hiciese hipotéticamente con una parte de ese material debían darse una sucesión de situaciones específicas que no se brindaron".

Concretamente, la consejera ha mencionado 4 elementos que no se brindaron. En primer sitio, "la concurrencia de situaciones poco comúnes o inusuales que justifiquen la carencia de transmisión de los EPIS que, habiendo sido comprados, no hayan sido transmitidos a favor de las compañías y asociaciones". En segundo rincón, "que se intente EPIS de empleo sanitario"; en tercer sitio, "que no se intente renuncias voluntarias de las compañías o asociaciones", y por último "el saber de cada pedido para lograr conseguir el máximo del diez%".

Santos Induráin aseguró que "hasta aquí llega la participación de Salud en este asunto como, a propósito, recogen los tres reportes jurídicos de los despachos Arpa, Garrigues y Écija sobre este tema, que son coincidentes en sus conclusiones y apuntan que "el SNS no tenía ningún deber de adquisición sobre dicho excedente".

La consejera ha señalado que "los tres reportes son confluyentes en sus conclusiones: tras estimar las situaciones y su encaje en la adenda, el SNS no tenía la obligación contractual de conseguir ese material".

Induráin ha añadido que se recopila verdaderamente en la conclusión de uno de esos reportes que "por las situaciones acontecidas en la medida que, pasado ahora un periodo de tiempo notable sin que ninguna de las unas partes del acuerdo haya requerido formalmente al SNS-O a fin de que adquiera una parte del material, nos llevan a interpretar que la intención de las partes fue que en un ámbito como el acaecido, el SNS no tuviese la obligación de conseguir el depósito".

La consejera ha señalado que otra conclusión de estos reportes jurídicos influye en los términos expresados en la adenda, según la que el SNS "solo podía tener deber frente alguna situación inusual o excepcional", y "dado que los hombres de negocios al final decidiesen por la razón que sea no efectuar las compras no cumple esos requisitos, sino es exactamente una eventualidad derivada de nuestra operativa del contrato, algo por consiguiente pensado en el contrato que no acarrearía un fundamento extraño a la intención de las partes". "Por tanto, concluye este informe, no estaríamos de ninguna forma frente a una situación excepcional al devenir habitual pactado en el contrato, con lo que el SNS no tendría ningún deber de adquisición sobre dicho excedente", ha asegurado.

La representante de Navarra Suma, Cristina Ibarrola, ha reprochado que los integrantes del Gobierno "semejan estar considerablemente más preocupados de eludir su compromiso que de buscar resoluciones". "Hicieron un convenio para la adquisición de material sanitario, conocían los distribuidores, el material, los costos, y en esas condiciones Salud aceptó firmar el acuerdo y quedarse con todos y cada uno de los excedentes de empleo sanitario, y de este modo lo trasladó Sodena en una publicación oficial y de esta forma hace aparición en todos y cada uno de los bocetos del acuerdo, pero por último Salud traslada que no firmaba las condiciones pactadas, sin ningún rastro escrito de por qué razón. Esta resolución condiciona todo el fracaso posterior. Es impresionante que no se utilizaran máscaras pagadas por dinero público que se amontonan en un almacén mientras que Salud adquiría otras con dinero de todos y a mayor precio que las que sobraban", ha asegurado.

La representante del PSN, Ainhoa Unzu, aseguró que "la compromiso del departamento de Salud es completamente inexistente, hay que apreciar un contrato firmado entre partes y no una compromiso que jamás sucedió pues no se llegó a firmar, hablamos de un contrato firmado entre tres partes -Sodena, CEN y Albyn-, no entre 4 partes". "Salud se limitó a firmar una adenda con un deber de adquisición con unas premisas que jamás se dieron. Los tres reportes jurídicos concluye la inexistente compromiso de Salud en un caso así", dijo Unzu, para soliciar que "se saque" al departamento de Salud de esta "ecuación".

Por el opuesto, el representante de Geroa Bai, Mikel Asiáin, ha defendido que "no se debe sacar a Salud de la ecuación, por ser precisamente igual" el acuerdo entre Sodena, CEN y Albyn que un convenio previo suscrito entre Salud, Sodena y otras compañías para la adquisición de material. "El acuerdo es casi igual", explicó, con lo que ha señalado que "no se tienen la posibilidad de soliciar responsabilidades a uno y no a otro". Además, ha cuestionado por qué razón Salud "no adquirió no el diez% de las máscaras, sabiendo que siempre y en todo momento en Salud se precisa material". "Obligación contractual no había ninguna, pero nos preguntamos si quizá la había ética y ética", ha planteado.

El representante de EH Bildu, Adolfo Araiz, aseguró que "hay una enorme duda, o una región obscura, con relación a la participación de Salud -en el convenio-, y es exactamente en qué medida lo que era un planteo inicial en relación a la compromiso de Salud para comprar el depósito excedentario pasa a ser una compromiso reducida en cuestión de días, y sin rastro alguno reportaje" de por qué razón se genera este cambio. Araiz ha señalado que "no se comprende que estén aparcadas esas máscaras, que prosiga exigiéndose mascarilla en el transporte público y no seamos capaces de ofrecerle una salida".

Más información

Induráin afirma que no se brindaron las condiciones previstas en el convenio de Sodena a fin de que Salud adquiriera máscaras

Noticias de hoy más vistas