Hombre sentenciado a 2 años de cárcel por abuso sexual a mujer dormida en Pamplona

Hombre sentenciado a 2 años de cárcel por abuso sexual a mujer dormida en Pamplona

La Sección Primera de la Audiencia de Navarra ha dictado una sentencia condenando a dos años de prisión a un hombre que abusó sexualmente de una mujer mientras esta dormía en una vivienda en Pamplona.

La sentencia, que fue el resultado de un acuerdo entre la fiscalía y la defensa, reconoce la presencia de un trastorno mental parcial en el acusado, un hombre de 46 años y residente de Madrid.

Según el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, el acusado está prohibido de comunicarse o acercarse a la víctima a menos de 300 metros durante los próximos dos años y estará bajo vigilancia durante cinco años. El acusado también deberá indemnizar a la denunciante con 5.000 euros en concepto de daño moral.

De acuerdo a la información proporcionada por el TSJN, el acusado llegó a Pamplona el 22 de septiembre de 2018. Durante su visita, conoció y pasó tiempo con la víctima, entre otros conocidos. Después de un día de celebración, en el que consumieron alcohol y sustancias estupefacientes, todos se retiraron a descansar a una vivienda en la capital navarra. En esa vivienda, tanto el acusado como la denunciante durmieron en la misma habitación, en un colchón colocado en el suelo.

La sentencia establece que, en determinado momento, sin el consentimiento de la mujer y sin necesidad de usar violencia física, el acusado desabrochó y bajó el pantalón de la víctima, realizándole tocamientos. La mujer se despertó, se levantó y abandonó la habitación.

El 24 de septiembre, la víctima acudió al Servicio de Ginecología de un centro hospitalario, donde se le diagnosticó una "excoriación milimétrica sin sangrado en la vulva entre los labios menores y mayores", lo que le generó una incapacidad laboral de tres días.

Debido a estos hechos, según el TSJN, la víctima ha experimentado estrés postraumático y ha sufrido un "impacto significativo" en su psiquismo, comportamiento y personalidad.

En el momento de los hechos, según lo establecido por el tribunal, el acusado tenía sus facultades mentales y de juicio "gravemente afectadas" debido al consumo de alcohol y drogas, así como a su discapacidad física, lo que le provocó un estado de desorientación.

Antes del juicio, que tuvo lugar el 5 de septiembre, el acusado ya había abonado 3.000 euros como parte de la indemnización civil. Los otros 2.000 euros se comprometió a pagarlos en cuotas una vez que la sentencia sea firme.

Tags

Categoría

Navarra