Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Heroica intervención de la Policía Local de Tudela salva la vida de un bebé de 3 meses en peligro de asfixia

Heroica intervención de la Policía Local de Tudela salva la vida de un bebé de 3 meses en peligro de asfixia

Agentes de la Policía Local de Tudela fueron alertados este viernes alrededor de las 13.30 horas sobre un bebé de tan solo 3 meses de edad que estaba atragantado y tenía dificultades para respirar. Sin pensarlo dos veces, los valientes policías acudieron rápidamente al domicilio en cuestión.

Los agentes, con gran destreza y conocimiento, llevaron a cabo las maniobras necesarias para despejar las vías respiratorias del bebé. Sin embargo, conscientes de la urgencia de la situación, esperaron la llegada del personal médico para asegurar la estabilización del pequeño y lo trasladaron al Hospital Reina Sofía.

Por desgracia, los incidentes de esta índole continúan aumentando. Durante la madrugada, concretamente a las 5.45 horas, se recibió una llamada de auxilio en un bar ubicado en el Paseo del Queiles. El afectado resultó ser un joven de tan solo 17 años que se encontraba en estado de ebriedad, presentando una fuerte intoxicación etílica. Rápidamente, se procedió a su traslado en ambulancia al hospital de la capital ribera.

Pero eso no es todo. Durante el turno de noche, los agentes de la Policía Local de Tudela se vieron obligados a realizar hasta diez intervenciones en domicilios debido a los molestos ruidos provocados por la música a todo volumen. Esta falta de respeto por parte de algunos ciudadanos tanto en sus hogares como en establecimientos de hostelería ha generado un malestar generalizado en la comunidad.

Afortunadamente, en algunos casos, los agentes lograron mediar y solucionar la situación sin mayores complicaciones. Sin embargo, en otros se ha hecho necesario realizar sonometrías para analizar los resultados y determinar si ha habido alguna infracción. La constante falta de civismo y respeto hacia los demás es algo que debe ser abordado y sancionado adecuadamente, para garantizar la convivencia pacífica entre todos los vecinos.