Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Estudio confirma que la ciudadanía navarra apoya la protección del medio ambiente

Estudio confirma que la ciudadanía navarra apoya la protección del medio ambiente

PAMPLONA, 1 Mar.

Un estudio elaborado por investigadores del instituto I-Communitas de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) revela que existe un consenso en la ciudadanía navarra en relación con el respeto al medio ambiente.

Es una de las conclusiones que se deriva de este trabajo, denominado 'Ecobarómetro de Navarra 2023' y que ha sido realizado en el marco del convenio de colaboración que el Legislativo Foral mantiene con la UPNA desde 2001.

El objetivo del estudio, presentado este viernes en el Parlamento, ha sido conocer las percepciones de la situación del medio ambiente en Navarra, identificar las acciones y actitudes relacionadas con los comportamientos sostenibles de la sociedad navarra e identificar las principales valoraciones relacionadas con el cambio climático.

Para el estudio, se han realizado encuestas telefónicas a personas de más de 18 años empadronadas en Navarra. La muestra fue de 1.064 encuesta con un error muestral del 3%. El trabajo de campo se realizó del 17 al 30 de octubre con la empresa Ikerfel.

Entre los resultados del estudio destaca que tres de cada navarros (74,6%) están muy o bastante preocupados por el medio ambiente. El 62,5% de la población considera buena la situación actual del medio ambiente en Navarra, regular un 10% y mala un 27,4%. Además, el 53,5% considera que la situación del medio ambiente en Navarra va a ir a peor mientras que una cuarta parte (27,4%) tienen una visión más optimista del futuro.

La vicerrectora de Proyección Universitaria de la UPNA, Begoña Pérez Eransus, ha valorado que "se ha demostrado que el medio ambiente despierta consenso de apoyo en la ciudadanía, consenso que va más allá de la clase social o el género, y también es un consenso intergeneracional".

Pérez Eransus ha afirmado que este consenso es "importante para superar la fractura y la polarización social con la que se nos muestra la sociedad actual, incluso la política actual", y ha destacado la relevancia de "tener algo que nos une". La vicerrectora de la UPNA ha señalado que hay otros aspectos que también generan consensos, como las desigualdades de género o los temas sociales. "Este Parlamento también ha apostado el Pacto contra la Pobreza. Se vio que habíá más puntos en común que de disenso. Los pactos son la evidencia de la mayor eficiencia política", ha destacado.

Por su parte, el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, ha señalado que "por el porcentaje de las personas encuestadas y respuestas obtenidas, queda claro que los ciudadanos navarros están muy o bastante preocupados por el medio ambiente, lo que denota que hemos acertado con el tema" y ha valorado que el Parlamento de Navarra "sin lugar a dudas" va a tener que seguir trabajando en el ámbito de lucha contra el cambio climático.

Unai Hualde ha agradecido la aportación de la esfera universitaria al conocimiento de las percepciones y actitudes de la población navarra en relación con las políticas públicas de sostenibilidad, poniendo en valor el grado de responsabilidad individual y colectiva que se percibe en esta cuestión y abogando por mantener a la Cámara en sintonía con sus representados.

Entrando al detalle del estudio, los problemas medioambientales más señalados por las personas entrevistadas son la contaminación, los residuos, el cambio climático y la falta de civismo. Si se agrupan todos los problemas mencionados los más importantes son aquellos relativos a la contaminación y el deterioro medioambiental (43,5%), seguidos de las prácticas sociales y económicas con impacto ambiental directo (25,4%), los desastres naturales y el cambio climático (22,19%) y, por último, acciones vinculadas a la gestión ambiental (8,9%).

Las acciones que se consideran más prioritarias por parte de la sociedad navarra son la reducción de los residuos (85,8%), separar la basura para el reciclaje (85%), la compra de productos locales (82,8%), el uso del transporte público frente al coche (81,6%), considerar los aspectos medioambientales a la hora de realizar un gasto importante (73,5%), la reducción del consumo de energía en el hogar (66,9%), la compra diaria de productos ecológicos (46,5%) y, por último, la adquisición de un coche eléctrico (aunque sea más caro) (30,4%).

Además, como principales acciones que las personas entrevistadas han realizado en los últimos seis meses por motivos medioambientales, un 83,4% han separado la mayoría de los residuos para su reciclaje de manera frecuente.

Estos valores descienden cuando se pregunta si se han evitado los artículos de plástico de un solo uso como bolsas de plástico (64,6%), si ha evitado adquirir productos excesivamente empaquetados (53,6% lo ha realizado de manera frecuente) o se ha reparado un producto en vez de reemplazarlo (60,8% de manera frecuente).

El 87,3% de las personas entrevistadas manifestaron haber adquirido productos de origen local de manera frecuente en los últimos seis meses. En la encuesta se quiso profundizar en este apartado y se preguntó por el grado de influencia que tenía en las compras cotidianas una serie de aspectos relacionados del consumo sostenible. La proximidad del origen del producto es uno de los factores más importantes. Los resultados son muy similares a los obtenidos en relación con la frecuencia de adquisición de productos de origen local. Por debajo están los residuos que genera el producto (68,2%), productos de comercio justo (59,9%) y los certificados ecológicos y las etiquetas ambientales (45,4%).

Además, el 54,7% manifestaron haber elegido una forma de transporte más respetuosa con el medio ambiente de manera frecuente en los últimos seis meses. Si se indaga en el medio de transporte utilizado, casi tres de cada cuatro (71,4%) han utilizado frecuentemente la bicicleta o han ido andando en sus desplazamientos cotidianos. Después vendrían el acto de conducir de manera que reduzca el consumo de combustible (61,3%), el uso del transporte público (48,4%), compartir coche (38,1%) y por último solo un 7% manifestaron haber utilizado el coche eléctrico de manera frecuente.

Por otro lado, el 54,8% de las personas entrevistadas han reducido en los últimos seis meses el consumo de agua frecuentemente en los últimos seis meses y el 64,4% han reducido su consumo de manera frecuente por motivos medioambientales y uno de cada cinco de manera menos frecuente.

El 38,2% de los entrevistados aseguraron haber participado en acciones como asistir a una manifestación, asistir a unas jornadas o participar en actividades como la limpieza de ríos o parques.

El 78,9% de las personas entrevistadas están preocupadas por el cambio climático y su influencia en la vida cotidiana. El 80,3% de las personas entrevistadas dicen tomar medidas contra el cambio climático y el 55,6% opina que el cambio climático está causado por el ser humano. Un 41% considera que el cambio climático es el resultado de la acción humana y de factores naturales. Solo un 3,4% opina que las causas son exclusivamente naturales.

Además, un 87,6% considera que tiene la capacidad para contribuir a la reducción de las consecuencias del cambio climático mientras que para un 7,3% no tiene sentido intervenir. El 84,8% cree que el actual estilo de vida influye en el cambio climático, mientras que un 14,4% no está de acuerdo con esta afirmación.

Respecto a quiénes deben ser responsables en la lucha contra el cambio climático, el 85,1% considera que son los gobiernos y las administraciones públicas, el 84,3% piensa que la sociedad en su conjunto y un 71,7% opina que las empresas.