Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Estafas con método 'smishing' en Corella: Dos detenidos y diez investigados

Estafas con método 'smishing' en Corella: Dos detenidos y diez investigados

PAMPLONA, 5 Sep.

La Guardia Civil de Navarra ha detenido recientemente a dos personas de 28 y 34 años e investiga a otras diez por estafar mediante el método del 'smishing'. Las investigaciones comenzaron a raíz de una denuncia interpuesta en las oficinas de Atención al ciudadano de Corella y se les imputan sendos delitos de estafa, falsificación de documento privado, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal.

Según han informado desde la Guardia Civil, en este tipo de estafa los ciberdelincuentes recaban los datos de acceso a la banca online de las víctimas a través del envío de SMS masivos maliciosos, mediante la técnica informática denominada 'smishing'.

Posteriormente, acceden a la aplicación bancaria y proceden a realizar transferencias inmediatas desde las tarjetas de las víctimas hacia las tarjetas de las denominadas 'mulas económicas', siendo redirigidas a su vez a diferentes cuentas bancarias del grupo criminal o realizando directamente reintegros desde cajeros automáticos.

En este caso, la investigación se inició al recibir en las oficinas de Atención al ciudadano de Guardia Civil de Corella una denuncia. En ella, se relata cómo la víctima, tras revisar su cuenta bancaria, observó que en las tres tarjetas bancarias a su nombre figuraban cargos no autorizados y con el concepto 'REBELLION PAY' por valor de 2.500 euros.

Los agentes analizaron numerosas cuentas bancarias y obtuvieron la identificación de las personas integrantes del grupo criminal. Los componentes de este grupo se localizaban en Álava y Vizcaya, donde residían varios cabecillas del grupo y donde habían reclutado a 'mulas económicas'.

El cabecilla del grupo tenía su domicilio en la provincia de Barcelona, donde se habían realizado la mayoría de retiradas de efectivo en cajeros automáticos.

Para los investigadores, la mayoría de los investigados ejercían funciones de 'mulas económicas', que eran reclutadas por 'captadores', quienes buscaban a personas en situación de vulnerabilidad. A cambio de pequeñas comisiones, los cabecillas obtenían las numeraciones de sus cuentas bancarias o bien lograban que abriesen cuentas online en diferentes entidades.

Aunque los 'captadores' ocupan un escalón superior a las 'mulas', habían sido embaucadas por los componentes de otro nivel superior y, a modo de estafa piramidal, obtenían comisiones por cada una de las 'mulas' que reclutaban.

La operación denominada Jimbor ha sido llevada a cabo por agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Equipo@ de la Comandancia de Navarra.