Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Esparza exige la renuncia de Óscar Chivite por mentir sobre obras en Belate.

Esparza exige la renuncia de Óscar Chivite por mentir sobre obras en Belate.

UPN solicitará la comparecencia en el Parlamento de la presidenta de Navarra, María Chivite.

PAMPLONA, 22 Mar.

El líder de UPN, Javier Esparza, exige la renuncia del consejero de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra, Óscar Chivite, por supuestamente retener información a su partido sobre la asignación de las obras de los túneles de Belate y por mentir al respecto en el Parlamento.

En sus declaraciones a los medios, Esparza califica estos hechos como "extremadamente graves" y señala que el secretario de la Mesa de Contratación de las obras de los túneles de Belate ha afirmado "por escrito que no se nos han proporcionado a los grupos parlamentarios todos los correos y documentación solicitada, que el Gobierno ha ocultado intencionalmente". "Se han eliminado correos de la documentación solicitada por UPN", agrega.

El líder de UPN también destaca que es alarmante escuchar al secretario de la Mesa de Contratación alegar que tanto el consejero como el director general han mentido en el Parlamento sobre este asunto, lo cual considera que va en contra de toda lógica y sentido.

Esparza anuncia que solicitarán la comparecencia en el Parlamento de la presidenta de Navarra, María Chivite, para que pueda explicar su postura. A su juicio, el caso no está cerrado y evidencia que el Gobierno está ocultando información y que hay aspectos muy sospechosos en juego.

Para Esparza, la insistencia de un funcionario de carrera en que la adjudicación pudo haber sido predeterminada sugiere que hay indicios de irregularidades graves. Afirma que es necesario aclarar este asunto y que todo indica que el procedimiento de adjudicación está viciado.

El líder de UPN cuestiona la transparencia en el proceso de adjudicación de la mayor obra en Navarra de la última década, señalando que hay discrepancias en las valoraciones técnicas y que no se entiende el criterio utilizado para seleccionar a un contratista sobre otro. Además, subraya que la sospecha de irregularidades crece continuamente.

Esparza critica la falta de colaboración del Gobierno al no proporcionar toda la documentación requerida y el hecho de que un consejero mienta descaradamente en el Parlamento. Sostiene que esto conlleva responsabilidades políticas.

Respecto a la posibilidad de presentar estos hechos ante la Fiscalía, Esparza indica que están evaluando todas las opciones, pero primero quieren que los implicados se presenten en el Parlamento. Adelanta que podrían llevar el caso a los tribunales si es necesario, como han hecho en ocasiones anteriores ante situaciones dudosas.