Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Enfrentamiento entre aficionados de Sevilla y Osasuna resulta en la detención de dos individuos con explosivos caseros.

Enfrentamiento entre aficionados de Sevilla y Osasuna resulta en la detención de dos individuos con explosivos caseros.

La Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional de Navarra ha detenido este sábado a dos hombres, aficionados del Sevilla FC., como presuntos autores de un delito de tenencia de aparatos explosivos, inflamables o incendiarios.

Según informa la Policía Nacional, miembros de la VI unidad de Intervención Policial identificaron a los dos hombres en un vehículo que transportaba material pirotécnico, palos y un aparato explosivo casero. Este aparato es un spray al que se le adosa un petardo, lo cual puede causar una importante explosión y provocar graves lesiones a las personas.

Los hechos ocurrieron en los alrededores de la Avenida Zaragoza durante unos incidentes en los cuales se habían citado grupos radicales de los equipos Osasuna (Indar Gorri) y Sevilla (Biris Norte) para enfrentarse físicamente.

Las autoridades actuaron rápidamente, ya que tenían información previa sobre la llegada de los aficionados del Sevilla, pertenecientes al grupo radical Biris Norte, a Pamplona. La intervención de la Policía Nacional permitió controlar los altercados.

Además del material encontrado en posesión de los detenidos, la Policía Nacional halló otros dos aparatos explosivos en las cercanías de la Avenida Zaragoza.

La Brigada de Información de Pamplona trabajó en colaboración con la de Sevilla, coordinándose también con los Coordinadores Deportivos y la VI Unidad de Intervención, lo cual permitió intervenir rápidamente en los enfrentamientos entre los grupos radicales. Se logró identificar a un grupo de unas 70 personas procedentes de Sevilla.

En uno de los vehículos registrados se encontraron palos de grandes dimensiones y material pirotécnico. Se sospecha que este coche era utilizado por el grupo radical sevillano para transportar y distribuir dicho material, ya que los demás vehículos controlados eran de alquiler. Todo el material fue intervenido, sin perjuicio de las responsabilidades administrativas de los portadores según la Ley de Seguridad Ciudadana y la Ley del Deporte.

Una vez que se restableció la normalidad y se identificó a un importante número de aficionados del Sevilla, la VI Unidad de Intervención Policial acompañó al grupo fuera de Pamplona, retirándoles las entradas que portaban para el partido en el Sadar. Esta medida se tomó cumpliendo con la Ley del Deporte y para evitar más incidentes y de mayor gravedad.

La Policía Municipal de Pamplona también colaboró en la situación, cortando el tráfico en las calles afectadas para facilitar el trabajo de las unidades de orden público.

El dispositivo de Policía Nacional continuará hasta que finalice el evento deportivo, asegurando que el partido entre Osasuna y el Sevilla se desarrolle como una fiesta deportiva.

Tanto la Policía Nacional como las distintas unidades de la Jefatura Superior de Policía que colaboraron en el operativo expresaron su satisfacción por haber evitado graves enfrentamientos y por contribuir de manera decisiva para que la afición rojilla y los aficionados al fútbol puedan disfrutar del juego sin preocupaciones.