• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

El verano de 2022 fué el segundo mucho más caluroso en Navarra y se han "batido récords" en lo que se refiere a peligro de incendio

img

Este fué entre los peores años en lo que se refiere a reservas hídricas "al menos de las últimas 4 o 5 décadas"

PAMPLONA, 20 Sep.

El encargado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en Navarra, Peio Oria, aseguró que el verano de 2022 fué el segundo mucho más caluroso en Navarra desde el momento en que se tienen registros, tras el "histórico" de 2003, y el séptimo mucho más seco desde 1961. Además, se "han batido todos y cada uno de los récords" en lo que se refiere a peligro de incendio.

Así lo indicó este martes, en una rueda de prensa ofrecida con ocasión del cambio de verano a otoño, donde ha subrayado que en todo el país fué el verano mucho más calido, con "mucha diferencia con en comparación con previo, mucho más de 2 grados de anomalía en relación a la media".

En cuanto a las precipitaciones en Navarra, Oria ha señalado que este fué un período de tres meses "bastante seco", el séptimo verano mucho más seco en Navarra desde 1961, con una tercera una parte de lluvias de lo común.

Oria asimismo hizo referencia al peligro de incendio sufrido a lo largo del verano, señalando que "este período de tres meses ha batido todos y cada uno de los récords", puesto que a lo largo de parte importante del verano Navarra estuvo bajo riesgo radical, con múltiples focos de fuego "asoladores y simultáneos" el 18 de junio. En total, la Comunidad foral estuvo 62 días sobre los 30 grados, "y comenzando prontísimo", en el mes de mayo.

En cuanto por mes de septiembre, Oria indicó que estas semanas "han seguido la tónica del resto del verano", con una primera quincena seca o muy seca, excluyendo ciertos capítulos apartados de tormenta. En la cuenca de Pamplona se han registrado temperaturas "muy sobre lo habitual" y, más allá de que las temperaturas "se han normalizado estos 2 últimos días y van a mantenerse de esta manera los próximos días", ha señalado que "en grupo vamos a hablar de un mes caluroso o muy caluroso".

Durante las próximas semanas, las temperaturas mínimas se sostendrán "algo bajo lo habitual", con máximas "muy agradables" y con "extensas" diferencias entre la temperatura diurna y la nocturna. Según ha añadido, semeja que van a llegar precipitaciones a Navarra de cara por fin de semana, si bien la semana próxima "de entrada no se observa una clara continuidad de las lluvias".

En el grupo de octubre, noviembre y diciembre, Oria ha sosprechado temperaturas "mucho más altas de lo común", más allá de que los modelos no dan un "rastro claro" sobre las precipitaciones. "No está tan claro, pero semeja que en nuestra zona podríamos tener un período de tres meses con precipitaciones cercanas a lo común", aseguró, tras apuntar que "no se aprecian rastros de que vaya a ser un período de tres meses muy seco ni muy lluvioso" y que posiblemente las precipitaciones "se aproximen a la climatología esperable".

En contestación a los medios sobre el estado de los pantanos, Oria aseguró que Yesa está "bajo mínimos, al 15% de su aptitud". "Lo que es necesario en este momento es que se recargue y las reservas aumenten", ha subrayado, tras añadir que esto va a depender de las precipitaciones de otoño y de la nieve de invierno, más que nada en las header de los ríos del valle pirenaico. Algo sobre lo que todavía no hay previsiones.

En el resto de los embalses, la situación "no es tan mala, pero sí que tenemos la posibilidad de charlar de entre los peores años en lo que se refiere a reservas hídricas, al menos de las últimas 4 o 5 décadas". También en contestación a los medios sobre si las lluvias previstas para este fin de semana podrían "calmar" esta situación, Oria respondió que "semeja que no bastante". En este sentido, indicó que, pese al episodio otoñal con bajada de temperaturas y precipitaciones extendidas pensado para finales de semana, "hacen falta no uno de esos sino más bien 5 o 6, aproximadamente continuados".

Tras apuntar que a futuro estas tendencias como la sequía se marchan a ir "extremando", ha apuntado que la situación de los embalses es "alarmante" pero "muy sosten a las precipitaciones otoñales".

Más información

El verano de 2022 fué el segundo mucho más caluroso en Navarra y se han "batido récords" en lo que se refiere a peligro de incendio