• lunes 26 de septiembre del 2022
728 x 90

El TSJN asegura una condena a 4 años de prisión por abusar sexualmente de su sobrina de 6 años en Tudela

img

El procesado le ofrecía chicles a fin de que le acompañara a otras estancias de la vivienda, en donde llevaba a cabo los tocamientos

PAMPLONA, 22 Jul.

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha podido confirmar la condena de 4 años de prisión impuesta el pasado abril por la Sección Primera de la Audiencia de Provincial a un hombre de 39 años que abusó sexualmente de manera continuada de su sobrina de 6 años de edad en Tudela.

En la sentencia, que puede ser recurrida frente al Tribunal Supremo, la Sala de lo Civil y Penal del TSJN ha ratificado además el resto de penas decretadas por la Audiencia. Así, el procesado, de nacionalidad ecuatoriana, va a deber indemnizar con 30.000 euros a la víctima, a la que no va a poder arrimarse ni estar comunicado con ella a lo largo de 8 años. Además, va a deber cumplir una medida de independencia observada, a realizar con posterioridad a la pena privativa de independencia, de 5 años.

En la determinación de la pena, al inculpado le estimaron las mitigantes de reparación del daño, por haber consignado de antemano al juicio 3.000 euros -la cantidad pedida por el fiscal para abonar la compromiso civil-, y dilaciones incorrectas.

El Tribunal Superior da por reproducidos los hechos declarados probados por la Audiencia. El encausado sostenía una aceptable relación con la menor, nacida en el último mes del año de 2010. Los abusos se realizaron con motivo de las asambleas familiares que se desarrollaban en el hogar de los abuelos paternos de la pequeña, en unas datas que no pudieron concretarse, pero que podían situarse desde el verano de 2017.

El acusado, según recopila la resolución judicial, ofrecía chicles a la víctima a fin de que le acompañara a otras dependencias de la vivienda "sin que absolutamente nadie diese relevancia frente ese hecho dada la buena relación" que los dos tenían. Así, llevaba a la menor al baño, en donde hacía los tocamientos.

La Audiencia no ha podido cerrar cuántas ocasiones cometió los abusos, pero, en cualquier caso, estimó que se habían producido "más de una vez". Y, según el tribunal de instancia, el culpado no solo realizó esta conducta delictiva en casa de los abuelos de la pequeña, sino asimismo la efectuó en su hogar.

Como consecuencia de estos sucesos, a la pequeña se le advirtió "sintomatología deseosa" con "manifestaciones psicosomáticas".

La condena fue recurrida por la defensa, que demandó la absolución. El fiscal y la acusación especial, por su lado, pidieron la confirmación de exactamente la misma.

En su sentencia, el Tribunal Superior resalta que, más allá de que es verdad que la declaración de la menor forma la única prueba directa de los hechos, su probabilidad o confiabilidad fue apoyada por otras pruebas.

Al respecto, la Sala valida las conclusiones alcanzadas por la Audiencia, que resaltó la presencia de 2 testimonios que corroboran la incriminación: el primero, el de la entonces mujer del inculpado, hermana de la madre de la víctima, quien declaró en el juicio que su marido le reconoció "el abuso, pero solo una vez".

Y, seguidamente, la declaración de la abuela de la pequeña, a quien el procesado envió un wasap en donde reconocía su "fallo" y aceptaba que precisaba de asistencia o régimen. Este fallo, a juicio de los jueces de la Audiencia, "solo puede ser relacionado con el abuso sexual exteriorizado por la menor".

Además, la prueba pericial, desde el criterio psicológico, consideró el testimonio de la menor como "enormemente creíble" y relacionó las formas de proceder exageradas de contenido sexual sufridas con la sintomatología deseosa descubierta.

Más información

El TSJN asegura una condena a 4 años de prisión por abusar sexualmente de su sobrina de 6 años en Tudela