Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

El programa de Danza DNA constata un incremento en actividades y participación en la clausura de la edición actual.

El programa de Danza DNA constata un incremento en actividades y participación en la clausura de la edición actual.

PAMPLONA, 12 Oct.

El programa de Danza Contemporánea de Navarra DNA 2023, organizado por la Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana y la Fundación Baluarte, celebró el pasado viernes, en la Casa de Cultura de Berriozar, la clausura de las residencias de creación e investigación que se han desarrollado en el marco de su edición de 2023.

Durante esta jornada de clausura, en la que se reunieron las compañías de danza, representantes de espacios culturales e instituciones, se realizó un resumen del resultado de las residencias artísticas que han tenido lugar este año y que han puesto en el centro de sus creaciones cuestiones como la diversidad, la colaboración, el arte, la ciencia y la educación.

Además, se debatieron ideas clave en torno a la relación entre las residencias, las instituciones, la mediación y los públicos. También se proyectó un vídeo resumen del programa de este año y concluyó con la exposición de las principales conclusiones de esta edición y retos de futuro, según ha informado el Gobierno foral.

Desde la organización del Festival de Danza Contemporánea de Navarra DNA, han destacado que "tener un espacio de encuentro y de reflexión, permite compartir y reflexionar sobre la danza contemporánea, conocer sus procesos creativos y la experiencia de actuar en espacios culturales inmersos en el territorio y con públicos activos para seguir avanzando en el objetivo fundamental de promocionar la danza contemporánea y las artes en movimiento en Navarra".

Además, destacaron que "a lo largo de estas ediciones, se ha observado un enriquecimiento de los proyectos, que buscan nuevas vías de expresión y de trasmisión del hecho creativo". "La danza se hace eco de las necesidades y de las inquietudes de la sociedad actual y los y las artistas lo incorporan a sus proyectos de creación y las comparten con el público, que también vive esas mismas inquietudes. La danza nos permite conocer mejor el mundo que nos rodea y potencia valores para mejorarlo", añadieron.

Cuatro han sido las residencias artísticas desarrolladas en este 2023 en el programa DNA. Cada una con cuatro semanas de duración entre mayo y septiembre.

La primera, titulada 'Quosque tandem abutere', de la compañía Zuk Performing Arts de Itsaso Álvarez Cano, se desarrolló del 15 al 21 de mayo y del 31 de julio al 22 de agosto en la Casa de Cultura de Ribaforada. Un proceso de investigación inspirado en la obra de Jorge Oteiza como el Cromlech, la escritura en negativo o el vacío, con los que han creado una pieza coreográfica de 15 minutos que ahora terminarán de conformar para mostrarla en la edición de DNA de 2024. Para Itsaso A. Cano, "es fenomenal que en los pueblos de Navarra haya templos escénicos con esta categoría, como el de Ribaforada". "Estamos muy contentas por haber podido desarrollar un proceso de investigación en torno a la danza, es un lujo poder investigar en la danza".

'El valor de lo invisible', de la Compañía Riart que integran Rafael Arenas e Idoia Rodríguez, se desarrolló entre junio y septiembre en la Casa de Cultura de Zizur Mayor. En esta residencia investigaron acerca de los roles sociales y la construcción del individuo.

"Esta edición ha sido muy importante para poder consolidarnos como compañía", reconoce Rafael Arenas, "nos ha servido para darnos cuenta de que hay futuro en esta disciplina". Idoia Rodríguez por su parte, destaca que "se está creando una red, una comunidad, muy fuerte gracias al trabajo y el compromiso de las compañías y todas las personas participantes en vestuario, iluminación, materiales audiovisuales, que nos permiten crecer como personas y como profesionales". "Necesitábamos un espacio para reflexionar sobre nuevas dinámicas, sobre nuevas propuestas, y ha sido una edición muy enriquecedora".

Por su parte, 'Bipedestrucción' de la Compañía Disiden.Cia, compuesta por Martín los Arcos y Marcia Vázquez Ramírez, sirvió para investigar entorno a la identidad de género con la participación de 16 escolares del colegio público San Donato de Etxarri Aranatz, localidad que acogió esta residencia en su casa de cultura. En palabras de Martín Los Arcos, "ha sido muy fructífero por la frescura con la que abordan estos temas las más jóvenes". "En esta pieza queríamos abrazar las dudas que surgen entorno a los géneros, poder fluctuar y tratar con algo más de cotidianeidad esta realidad. Nos hemos llevado una grata sorpresa y las hemos visto muy sensibles y receptivas para abordar estos temas".

Por último, en la residencia titulada 'Luz negra' de la compañía Dinamo Danza de Carmen Larraz, que se desarrolló entre julio y septiembre de 2023 en la Casa de Cultura Harriondoa de Lesaka, ciencia y danza se dieron la mano para expresar artísticamente principios de la naturaleza de la luz. "Tanto en la danza como en la ciencia es imprescindible la investigación", explica Larraz. "Hemos tenido una acogida muy buena, con una treintena de participantes tanto en la mediación como en la muestra abierta. El objetivo era llevar la cultura a zonas rurales y hemos tenido una acogida muy bonita".

Además de las residencias, en esta edición de DNA de 2023 se han mostrado los espectáculos que fueron desarrollados en los proyectos de investigación de 2022. En concreto, y al igual que el año pasado, las exhibiciones de las creaciones que surgieron en las residencias artísticas del pasado año han podido disfrutarse en 16 centros culturales de la geografía navarra.

Por otro lado, en esta edición se ha continuado la colaboración con la red transfronteriza Atalak, generado por Dantzaz, en el que participan como socios Fundación Baluarte (en representación del Gobierno de Navarra), el CCN Malandain-Ballet Biarritz, Gipuzkoako Dantzagunea, Tabakalera y la Red de Teatros de Vitoria-Gasteiz.

En esta edición Atalak ha propuesto dos muestras de laboratorio de investigación con Eneko Gil y Led Silhouette, y una serie de talleres de creación comunitarios de la mano de Inés Aubert, en colaboración con el programa DNA.

En esta edición 2023, el programa DNA sigue tendiendo puentes hacia entidades que dentro de la Comunidad foral tienen entre sus objetivos la promoción de la danza contemporánea y los nuevos lenguajes coreográficos.

Dentro del ciclo Museo en Danza que ofrece el Museo Universidad de Navarra, durante el mes de noviembre, se presentarán dos de las producciones surgidas de las residencias DNA 2022. 'EvryOne' de la compañía 'Kon Moción' se presentará el 9 de noviembre y 'Together to get there' de Akira Yoshida y Lali Ayguadé se presentará el día 10. De este modo, ha indicado el Ejecutivo, DNA y el Museo Universidad de Navarra aúnan esfuerzos y comparten objetivos en esta colaboración por la promoción de la danza contemporánea en Navarra.

Durante las próximas semanas se publicará un documental, realizado por el documentalista Aitor Ortiz de Felipe, con una duración de media hora aproximada, que recoge el proceso de creación e investigación de las cuatro residencias artísticas y las exhibiciones representadas en los diferentes centros culturales de 16 municipios navarros.