• viernes 01 de julio del 2022
728 x 90

El Parlamento foral respalda la modificación del Convenio Económico para armonizar el Impuesto de restos

img

Con el acompañamiento de PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos y también I-E y el rechazo de NA , se ha aprobado la 7ª modificación del Convenio desde 1990

PAMPLONA, 23 Jun.

El Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves, con el acompañamiento de PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos y también I-E, y el rechazo de Navarra Suma, una modificación del Convenio Económico entre el Estado y Navarra consistente en armonizar el cobro del Impuesto sobre el depósito de restos que existe en las dos gestiones, y que establece que Navarra va a aplicar en la materia exactamente las mismas reglas que el resto del territorio del Estado "con la intención de que no se produzcan distorsiones en los diferentes territorios".

La aprobación, que requería mayoría absoluta, viene a rubricar el acuerdo suscrito el diez de junio en el seno de la Comisión Negociadora y que queda en este momento pendiente de su ratificación por las Cortes Generales a través de ley ordinaria.

La modificación acordada radica en la adición de un producto sobre la 'Exacción del Impuesto y normativa aplicable', que recopila que el cobro del Impuesto sobre el depósito de restos en vertederos, la incineración y la coincineración de restos "corresponderá a la Comunidad Foral de Navarra en el momento en que se ubique en su territorio el vertedero o la instalación de incineración o coincineración donde se entreguen los restos objeto del impuesto".

También se establece que, en el cobro de tal impuesto, Navarra "va a aplicar exactamente las mismas reglas sustantivas y formales establecidas en todos y cada instante por el Estado". No obstante, la Comunidad foral va a poder aumentar los modelos de gravamen de este impuesto "en los límites y en las condiciones actuales en todos y cada instante en territorio común".

Asimismo, Navarra "va a poder aprobar los modelos de autoliquidación y también ingreso que contendrán, cuando menos, exactamente los mismos datos que los del territorio común, y indicar plazos de ingreso para cada periodo de liquidación, que no diferirán substancialmente de los establecidos por la Administración del Estado".

Se trata de la séptima modificación del Convenio Económico de 1990, después de las actualizaciones de los años 1993, 1998, 2003, 2007, 2015 y marzo de 2022.

La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, Elma Saiz, ha señalado que Navarra va a aplicar "exactamente las mismas reglas que el resto del territorio del Estado con la intención de que no se produzcan en esta materia distorsiones en los diferentes territorios". Según explicó, el Convenio con el Estado contempla que en el momento en que se muestra un nuevo emprendimiento de ley a nivel estatal que incluye un nuevo impuesto, se convocará a la Comisión Negociadora entre Navarra y el Estado para investigar la novedosa figura. Algo que sucedió últimamente con la aprobación, a nivel estatal, de un impuesto sobre depósitos de restos que va a entrar en vigor el 1 de enero de 2023.

"Era obligado valorar y investigar esta novedosa figura, dado, además de esto, que Navarra ahora tenía un impuesto que versaba sobre exactamente los mismos hemos imponibles", ha contado Saiz, tras añadir que "la parte técnica de las dos gestiones ha analizado los dos impuestos y han preciso que los dos impuestos son "prácticamente coincidentes". "El Gobierno de España se ha fijado en los diferentes impuestos anteriores que existían en varias comunidades y entre ellas se ha fijado en el impuesto de Navarra, que ha servido de referencia para realizar la regla estatal", ha añadido, tras remarcar que la administración, inspección y recaudación del cobro "proseguirá en todo instante realizándose por la Hacienda Foral de Navarra".

Por su parte, el representante parlamentario del PSN, Ramón Alzórriz, ha considerado que este acuerdo "se enmarca en la expresión máxima de nuestro autogobierno, ejercitando la potestad tributaria de nuestra red social". A su juicio, "llevar a cabo dejación de no armonizarlo o conveniarlo sería un ataque directo a nuestro autogobierno". Por ello, ha pedido a UPN que "reflexione". "Si no cambien de parecer, va a ser el primer presidente de UPN -Javier Extienda- en no respaldar la modificación del Convenio, una modificación que, más allá de sus asaltos, no hace sino más bien remarcar nuestro régimen foral", ha apuntado.

Por el opuesto, la parlamentaria de Navarra Suma María Jesús Valdemoros ha señalado que con esta medida se está "dañando los intereses de Navarra", pues la Comunidad foral "acepta directamente" el impuesto sobre el depósito de restos que el Gobierno de España termina de aprobar. Y lo realiza, según Valdemoros, "plegándose a esta ley estatal, por el hecho de que Navarra ahora tenía un impuesto" en esta materia desde 2018. "Lo que el día de hoy se ofrece es abandonar esa legislación y abandonar esa autonomía", ha criticado, tras avisar de que esto piensa un "antecedente arriesgado para el ejercicio real" de la aptitud de Navarra de elegir en el ámbito tributario, "minando el poder de resolución que exhibe Navarra en razón de su régimen foral".

Por su parte, la representante de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha considerado que "salir a favor no es proteger el autogobierno" sino más bien "cumplir lo que la regla pide" y que esto no es fundamento "de satisfacción ninguna". "Nos encontramos realizando una reforma de la ley del Convenio, que en sí habría de ser de una dimensión colosal, que lo que se restringe a llevar a cabo es armonizar un tributo", ha movido Barkos, que ha criticado que en estos 32 años "la involución en temas de autogobierno es completamente manifiesta". "No es un día de alegría, pero debemos llevarlo a cabo de forma organizada, aspirando a regresar a recobrar ciertas cotas de autogobierno que hemos ido perdiendo desde 1990", ha apuntado.

El representante de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha apuntado que "no queda otra alternativa" que votar en pos de esta modificación del Convenio, pero que eso no piensa "ofrecer por buena, ni muchísimo menos, la doctrina del Tribunal Constitucional", que emitió rutas sentencias que causan que "el nivel de autogobierno de Navarra esté expuesto". "Y eso nos preocupa", ha reconocido Araiz, que ha lamentado no ser capaces de "articular la fuerza política bastante para realizar en frente de esta ola centrista, a esta interpretación completamente contraria a la foralidad de Navarra y al derecho que tiene Navarra a hacer y sostener su sistema fiscal, sin tutelaje por la parte del Estado".

En nombre de Podemos, Mikel Buil ha considerado que "o armonizamos o perdemos el impuesto", pero sí ha considerado fundamento de "alegría" que el Estado "se haya puesto las pilas y haya hecho una ley de restos similar a Navarra", lo que piensa que en la legislatura pasada la Comunidad foral fue "puntera". Sin embargo, según ha añadido, "el día de hoy toda amoldar" la legislación foral a la estatal.

La representante de I-E, Marisa de Simón, ha señalado que "siendo un impuesto indirecto, no queda otra que utilizar exactamente la misma regla que el Estado", y que armonizar el impuesto de restos es "realizar la obligación". "Navarra lo que hace es utilizar una regla que ha predeterminado el Estado. Lo que espero es que el Estado nos dé permiso para tengamos la posibilidad, en su caso, aumentar el gravamen en los límites y condiciones que nos sugiera", ha añadido, tras apostar por "adecuar el impuesto a nuestra situación y pretensiones de recaudación".