• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

El jardín del Palacio de Navarra se abre por vez primera al público para acoger un concierto de Flamenco On Fire

img

PAMPLONA, 23 Ago.

El jardín del Palacio de Navarra va a abrir este miércoles por vez primera sus puertas a la ciudadanía para acoger un concierto del festival Flamenco On Fire. Concretamente, el guitarrista Rafael Riqueni actuará desde el balcón central de la testera del Antiguo Archivo General, a las 22.30 horas.

La entrada al acontecimiento es libre hasta llenar el aforo, de unas 300 personas. El público va a poder entrar al jardín desde las 22 horas por el porche del Palacio, al lado de la secuoya. En el instante en que el aforo esté terminado, se va a cerrar la puerta.

El concierto va a tener una duración de precisamente media hora. Está pensado que asistan la presidenta de Navarra, María Chivite, y consejeros y consejeras del Ejecutivo foral.

Rafael Riqueni, nativo de Sevilla en 1962, se inició en el planeta flamenco a los 12 años, edad a la que ofrecía sus primeras actuaciones como solista. Su precocidad le logró codearse con los más destacados desde el principio: de Martirio a Morente, pasando por Isabel Pantoja y un largo etcétera. Está considerado como entre los guitarristas mucho más esenciales de las últimas décadas.

Ha anunciado ocho discos durante su trayectoria, en concreto Juego de Niños (1986); Flamenco (1988); Mi Tiempo (1990), que se considera la consagración determinante del artista; Suite Sevilla (1993); Maestros (1994), donde rinde homenaje a Niño Ricardo, Sabicas y Esteban de Sanlúcar; Alcázar de Cristal (1996); Parque de María Luisa (2017); y Herencia (2020).

El guitarrista ha recibido múltiples galardones a lo largo de su trayectoria. En 2014 es premiado con el Giraldillo a la Maestría de la Bienal de Flamenco de Sevilla, y en 2017 se le entrega el Compás del Cante en los premios, organizados por la Fundación Cruzcampo, populares popularmente como el Nobel del flamenco. Asimismo, en 2020 logró el premio Guitarra con Alma del Festival de Jerez, y la Bienal de Flamenco le otorga el Giraldillo Ciudad de Sevilla.

El ambiente en el que se marcha a desarrollar el concierto se encuentra dentro de los mucho más simbólicos del Palacio de Navarra. Se trata del edificio del Antiguo Archivo General de la Comunidad foral y del jardín que se prolonga en frente de su testera, abierto a la Avenida San Ignacio.

El rincón que ocupa el jardín se posiciona en lo que era el huerto del convento de las monjas Carmelitas Descalzas sobre el que se levantó, en la época del siglo XIX, la sede de la entonces Diputación foral de Navarra. Se trata de un espacio, que incluye como elemento singular una secuoya, que viene de América, y que fue plantada en 1856. Está clasificada como entre los monumentos naturales de Navarra y tiene 38 metros de prominente.

Por su parte, el edificio del viejo fichero se edificó en el año 1896, según el emprendimiento desarrollado por el arquitecto Florencio de Ansoleaga, Se trata de un edificio con planta con apariencia de E mayúscula que dibuja una testera simétrica desde un eje central. En 2003, el Archivo General se trasladó a su novedosa localización: el Palacio de los Reyes de Navarra, con lo que el edificio quedó en desuso.

En 2016, se inició un emprendimiento de rehabilitación tanto del inmueble, como del jardín, cuyas proyectos concluyeron en 2020. En lo que tiene relación a las instalaciones, han tolerado recobrar 1.841 m2 útiles para novedosas áreas de trabajo y usos institucionales. Las proyectos tuvieron una inversión de 2.903.765,91 euros.

También se acometió la adecuación de los jardines del Palacio de Navarra, con presupuesto de 263.614 euros, con la intención de progresar y impulsar la eficacia energética, agrandar los usos y accesos y preservar los elementos arquitectónicos y naturales mucho más esenciales.

Más información

El jardín del Palacio de Navarra se abre por vez primera al público para acoger un concierto de Flamenco On Fire