• miércoles 28 de septiembre del 2022
728 x 90

El Gobierno municipal ofrece achicar un 20% las tasas de las tarjetas de habitante y actividad para la región azul

img

PAMPLONA, 5 Sep.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado esta mañana el anteproyecto de ordenanzas fiscales y costes públicos para 2023. Las primordiales proposiciones pasan por la reducción de un 20% del importe que se paga por las tarjetas de habitantes y actividad comercial, industrial, profesional o de servicios para la región de estacionamiento regulado, por el cuidado de la gratuidad en las academias infantiles y por la supresión de medidas transitorias antiCovid en la hostelería como la suspensión de pago de tasas por terrazas en vía pública.

La concejala encargada de Servicios Generales, María Echávarri, ha detallado este lunes este anteproyecto que, además de esto, apuesta por el cuidado de tarifas y costos públicos, más allá de la presente coyuntura económica, con un IPC sobre el diez%, según ha señalado el Ayuntamiento.

El archivo lleva a cabo, optimización y completa los métodos de administración y recaudación de los capital regulados y se actualiza para agarrar cambios normativos, adecuación de designaciones, aclaración de conceptos para utilizar reducciones y otras puntualizaciones derivadas de la administración de los capital en el último año. El anteproyecto incluye la iniciativa de reducción al mínimo del gravamen de casas desiertas y también integra en las tarifas y costes novedosas dotaciones como el campo de softbol.

Tras su aprobación en Junta de Gobierno, se abre en este momento un desarrollo de solicitud y también información pública, mediante la página web municipal www.pamplona.es y hasta el 16 de septiembre, a fin de que ciudadanía, asociaciones y organizaciones logren opinar y dar comentarios y recomendaciones. Las proposiciones se van a poder mandar al mail [email protected]

En 2021, para su empleo a lo largo de 2022, se expidieron 1.115 tarjetas de actividad y 43.020 tarjetas de habitantes para estacionar en la región de estacionamiento con limite. La reducción del 20% iniciativa en el anteproyecto supondría dejar de recaudar unos 472.000 euros. La tarjeta de habitante pasaría de un precio de 48,35 a 38,68 euros y la de actividad, de los 250 pagados en el último año a 200 euros.

La normalidad de la presente situación sanitaria derivada de la pandemia, con solamente limitaciones y con la actividad popular recobrando escenarios preCOVID, llevó al Ayuntamiento de Pamplona a ofrecer la supresión de las medidas fiscales transitorias aplicadas con carácter inusual en 2020, 2021 y 2022 para beneficiar la restauración económica en ámbitos como la hostelería. Se suprime la suspensión del pago de tasas por la ocupación de la vía pública para las terrazas, con lo que los establecimientos hosteleros volverán a abonar por su instalación. Se prevén por este motivo unos capital estimados de sobra de 550.000 euros.

Dentro de las tasas por prestación de servicios particulares, se apostilla el hecho imponible mentando de manera expresa los rodajes y grabaciones en la localidad promovidos por particulares que requieren servicios particulares de Policía Municipal. En las tasas por aprovechamiento de suelo, vuelo o subsuelo se matiza en el hecho imponible que el balance de área ocupada va a tener presente los elementos instalados y las ubicaciones acotadas, limitadas o reservadas. Se establece como medida de ocupación del vuelo por cables una anchura de 0,50 metros.

El expediente afianza la gratuidad de las academias infantiles municipales para el curso 2023-2024, una medida que se incorporó en 2021, que ha continuado aplicándose en 2022 y que tiene como resultado que el Ayuntamiento de Pamplona deje de recaudar precisamente 890.000 euros.

En otro orden de cosas, se ofrece la actualización del género de gravamen de contribución urbana en exactamente la misma proporción en que se disminuye el valor catastral de la región para sostener la recaudación y se ofrece asimismo achicar el género de gravamen de casas desocupadas al mínimo legal, esto es, 0,25% el primer año, 0,50% el segundo y 1% el tercero y siguientes.

El anteproyecto ofrece cambios en la regulación del cálculo de la renta per cápita por mes para la app de tarifas, que perjudica a siete reglas reguladoras de costos públicos. Esos cambios recogen que los costos van a ser los pagados a lo largo del ejercicio al que sea correcto la renta.

Los costos de vivienda frecuente se cuantificarán con un máximo de 4.800 euros por año y 400 por mes, los costos de personal contratado van a contar un máximo de 8.400 euros por año y los costos en centros de día o vivienda van a ser cada un año. Dentro del término de 'gasto deducible', se tienen dentro las pensiones compensatorias, solo para los que casos en los que no permanezca obligación de enseñar declaración de la renta, ya que en el caso de estar obligado a llevar a cabo declaración de IRPF semejantes pensiones ahora se tienen dentro como reducciones de la base imponible.

En relación a la regla que regula las instalaciones deportivas, se incluye una reducción concreta para personas emigrantes en situación de acogida en familias, no solo en instituciones. Se aclaran, además, conceptos relativos al empleo del nuevo campo de softbol que se compara a los campos municipales de fútbol (instalación sin vestuario), tal como novedosas tarifas o por empleo de frontones cubiertos anejos a polideportivos.

Por último, dependiendo del número de horas totales usadas durante una temporada deportiva por acumulación de horas previstas en las tarifas, se va a poder efectuar una reducción del 40% en el momento en que se superen las 50 horas de empleo, no las 75 como hasta la actualidad. Este descuento unicamente se va a aplicar a entidades deportivas que no dispongan de piscinas propias.

Más información

El Gobierno municipal ofrece achicar un 20% las tasas de las tarjetas de habitante y actividad para la región azul