• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

El Gobierno foral da el visto bueno al anteproyecto de Ley Foral de canales cortos de comercialización agroalimentaria

img

Su propósito es promover la venta directa de los propios productores de la cadena alimenticia

PAMPLONA, 28 Sep.

El Gobierno de Navarra ha adoptado, en su sesión de este miércoles, un convenio por el que se toma en cuenta el anteproyecto de Ley Foral de canales cortos de comercialización agroalimentaria que regula la venta directa de las explotaciones agrarias a la gente consumidoras.

Tal y como ha señalado en la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, esta regla tiene como propósito "respaldar a las explotaciones agrarias de achicada dimensión, progresar su viabilidad haciéndolas mucho más competitivas, promoviendo su diversificación económica y admitiendo la incorporación de jóvenes al campo"; y, por otra parte, "agradar la demanda creciente de la sociedad de modelos locales, de origen popular, frescos, de temporada y de calidad y promover el saber y la opinión de la ciudadanía en relación a sus productores, tal como el cuidado de la población en las áreas despobladas".

La regla "posibilita a los productores el ingreso a criterios de elasticidad en los requisitos de seguridad y también higiene de los alimentos que deja la legislación europea y nacional para la venta de pequeñas proporciones, sin perjuicio del cumplimiento de las garantías higiénico-sanitarias y la puesta en el mercado de alimentos seguros y también inocuos para los usuarios". Para ello, las autoridades eficientes en materias de salud y avance rural realizarán, de manera ordenada, guías de buenas prácticas donde se establecerán las adaptaciones primordiales en las etapas de producción, elaboración, transformación y comercialización, según enseña el Ejecutivo foral en un aviso.

La consejera ha añadido que "los circuitos cortos de comercialización son una aceptable herramienta a fin de que los productores reciban unos costes dignos y sin que los modelos se vean encarecidos por las cadenas de nutrición".

Tal y como establece el anteproyecto, el Gobierno establecerá un registro de los canales cortos de comercialización agroalimentaria de Navarra en el que van a deber anotarse, de manera facultativa, los productores agroalimentarios, mediadores y operadores de comercio online que lleven a cabo esa actividad. El registro identificará si el operador efectúa la venta directa, la venta de cercanía o las dos.

El Gobierno de Navarra desarrollará, además, un propio o logo para hacer más simple la identificación y también información de los operadores y artículos anotados en el registro de los canales cortos de comercialización agroalimentaria. Dicho propio va a poder usarse a través de un sistema de señalización, en el ingreso de los locales, las rutas y cruces de caminos o en las cercanías, según lo sosprechado en la normativa vigente. El propio va a ser coincidente con fabricantes de calidad que ya están, como las designaciones de origen, las advertencias geográficas protegidas, las certificaciones de producción ecológica, los alimentos artesanos, etcétera.

La consejera Gómez hizo hincapié en que "las ocasiones de urgencia sanitaria, como la construída por el COVID-19, pusieron de manifiesto que la producción y abastecimiento de alimentos son ocupaciones fundamentales y críticas para toda la población y han causado un refuerzo de la venta onliney de la venta directa que debemos impulsar desde las instituciones". Además, ha añadido, "este anteproyecto está a la perfección alineado con la Estrategia europea de la Granja a la Mesa fundamentada en medidas para asegurar alimentos saludables, accesibles y sostenibles, aumentar la contribución del ámbito primario en batallar el cambio climático, resguardar el medioambiente y asegurar un desempeño económico justo y la competitividad de la agricultura".

Concretamente, en el apartado medioambiental, la regla busca "ayudar a la mitigación del cambio climático por las ventajas ambientales que crea la venta de cercanía y asistir en la reducción del desperdicio alimenticio y el consumo responsable". Según se recopila en el anteproyecto de Ley, la venta se efectuará, predominantemente, en nuestra explotación agraria; si bien asimismo va a poder realizarse en mercados municipales y mercadillos, en hospedajes de turismo rural y/o agroturismos próximos a la explotación, a través de comercio on-line, en conjuntos de consumo, en el hogar de cliente final o en otro rincón autorizado para esto, de carácter no persistente. Y va a deber efectuarse, preferentemente, en el ámbito territorial de Navarra o a una distancia máxima de la explotación del productor agroalimentario de cien km.

La novedosa regla que va a ser remitida al Consejo de Navarra para su validación, derogará la Ley Foral reguladora de la venta directa de artículos unidos a las explotaciones agrarias y ganaderas de 2010, tal como su normativa de avance, "teniendo en cuanta su limitada efectividad" y teniendo en cuenta los adelantos habidos desde ese momento "en los sistemas de producción y comercialización de alimentos, los compromisos de la UE con el avance sostenible y las novedosas solicitudes de la sociedad", según recopila el preámbulo del nuevo artículo.

Más información

El Gobierno foral da el visto bueno al anteproyecto de Ley Foral de canales cortos de comercialización agroalimentaria