• lunes 26 de septiembre del 2022
728 x 90

El Gobierno de España destina 4 millones a Navarra para medidas en oposición al peligro de inundación

img

PAMPLONA, 6 Sep.

El Gobierno de España, a idea del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), ha aprobado un Real Decreto de subvención directa a Navarra, Aragón y La Rioja con ayudas por importe de diez millones de euros de cara al desarrollo de actuaciones de adaptación al peligro de inundación de las edificaciones, equipamientos, instalaciones y explotaciones que ya están en el tramo medio del río Ebro y sus afluentes, en la Estrategia Ebro Resilience y en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). Corresponden a Navarra 4 millones de euros.

Tanto la estrategia en su grupo como el Real Decreto aprobado este martes parten de la constatación de que las habituales crecidas del Ebro y sus afluentes cada vez son más recurrentes y los daños potenciales mucho más graves. "Las modificaciones en los patrones de lluvias derivadas del cambio climático acentúan la peligrosidad en la cuenca del Ebro, con lo que es requisito impulsar novedosas medidas de administración del peligro de inundación que minimicen los efectos sobre la seguridad de la gente, recursos y ocupaciones económicas socias", aseguró el Gobierno de España.

En el cauce medio del Ebro, el mucho más castigado por las avenidas, viven unas 51.000 personas, hay mucho más de 40.000 hectáreas cultivadas y se cuentan cerca de 350 explotaciones ganaderas. Dentro de las tres comunidades dentro, la Estrategia Ebro Resilience implica a 62 términos municipales con la meta de "hallar un tramo medio del Ebro en el que las ocupaciones económicas y los núcleos de población convivan con un río en buen estado de conservación, sin que las ineludibles crecidas de agua generen daños significativos".

Con el objetivo de prosperar la protección de personas y recursos en los propios territorios, el Real Decreto fija el reparto de las subvenciones directas entre las tres comunidades dentro en la Estrategia Ebro Resilience de la próxima forma: 4,5 millones para Aragón, 4 millones para Navarra y 1,5 millones para La Rioja.

Las ayudas van a poder financiar la adquisición de equipamientos o materiales que impidan la entrada de las aguas o posibiliten su evacuación; realizar proyectos de impermeabilización o rediseño de testeras, construcción o optimización de muros perimetrales, en las construcciones ubicados en zonas de peligro. Asimismo, van a ser objeto de ayudas de adaptación al peligro de inundación las explotaciones agrarias mucho más expuestas, por poner un ejemplo, por medio de la creación de bandas de protección natural, reordenación/rotación de cultivos y selección de especies inundorresistentes.

También entran en las actuaciones financiables las dirigidas a atenuar los peligros a través de la app de proyectos de protección civil de ámbito municipal; la adquisición de terrenos y también indemnización de otros derechos que tengan la posibilidad de ser damnificados en actuaciones destinadas a la protección en oposición al peligro de inundación, y proyectos de adaptación de vías de comunicación y cualquier otra infraestructura o que existe en la región inundable.

El importe de la subvención sosprechada se abonará con cargo al presupuesto del Fondo de Restauración Ecológica y Resiliencia, F.C.P.J. regulado por el Real Decreto 690/2021, de 3 de agosto. El período para realizar las actuaciones va a ser de 36 meses.

"La crisis climática, el calentamiento global, nos lleva a niveles en los que los fenómenos extremos van a proceder a mucho más. Estas ayudas y nuestra Estrategia Ebro Resilience son un caso de muestra claro de la apuesta de este Gobierno por apresurar la adaptación a los efectos del cambio climático y también involucrar coordinadamente a todas y cada una de las gestiones en frente de un reto inaplazable", ha subrayado la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Con la aprobación de este Real Decreto se da un "esencial impulso" en la prevención de los peligros naturales y en la adaptación al cambio climático, con el propósito de aminorar los daños que generan las crecidas de agua y con esto, reducir asimismo los importes precisos para las actuaciones de restauración después de los capítulos de crecidas de agua, todo ello en coordinación con las CCAA y en los principios del PRTR.

La Estrategia Ebro Resilience se integra como sub-programa concreto del Plan de Gestión del Riesgo de Inundación (PGRI) de la Demarcación Hidrográfica el Ebro. El PGRI del Ebro prevé en grupo una inversión de 325,8 millones de euros, de los que 95 millones son medidas contenidas en la Estrategia.

Más información

El Gobierno de España destina 4 millones a Navarra para medidas en oposición al peligro de inundación