• martes 04 de octubre del 2022
728 x 90

El edificio municipal de la calle Mayor acoge a 11 familias asiladas de Ucrania, 5 de ellas con pretensiones sanitarias

img

Esta idea de Ayuntamiento y Cruz Roja se aúna a otras en marcha para los 313 ucranianos que llegaron a la localidad desde febrero

PAMPLONA, 16 Jun.

El edificio municipal de la calle Mayor 59 de Pamplona acoge a 11 familias asiladas de la guerra en Ucrania, cinco de ellas con necesidad de atención sanitaria. Se trata de un recurso facilitado por el Ayuntamiento de Pamplona y Cruz Roja que se aúna a otras en marcha para los 313 ucranianos que llegaron a la localidad desde febrero.

El alcalde, Enrique Maya, acompañado por el coordinador autonómico en Cruz Roja Navarra, Juanjo San Martín, y la presidenta de Cruz Roja en Pamplona, Merche Ruiz de Galarreta, ha visitado este jueves las instalaciones, que ahora mismo acoge a 11 familias compuestas por 33 personas adultas y diez menores.

En afirmaciones a los medios, el alcalde ha señalado que las familias le han trasmitido que están "contentas de estar aquí, agradecidas, más que nada". "Están muy contentos de estar aquí, vienen de ocasiones complicadísimas, y hallar aquí en Pamplona, que es una localidad agradable y que tiene bastantes servicios, un espacio en el que van a estar... Me han trasmitido esa alegría", ha contado.

Según explicó, el edificio "se encontraba concebido para la Asociación de Jóvenes Empresarios, con los que llevábamos comentando un buen tiempo para realizar un espacio de trabajo joven". "Pero reventó la guerra en Ucrania y enseguida nos hayamos puesto predisposición del Gobierno de Navarra para poner elementos libres para personas ucranianas. Enseguida brotó esta alternativa, teníamos esto todavía sin usar, se encontraba de manera perfecta rehabilitado, y estudiamos la oportunidad de ese destino, que se encontraba concebido para los jóvenes hombres de negocios, compatibilizarlo con este otro destino", ha apuntado.

De este modo, la planta baja del edificio acoge a los jóvenes hombres de negocios, y en el resto de plantas están la gente ucranianas. Por ello, ha amado agradecer a los jóvenes hombres de negocios "su entendimiento y disponibilidad", en tanto que "ellos creían que iban a emplear el grupo del edificio, pero han comprendido que hay otra prioridad ahora mismo y están en la planta baja".

"Es una enorme novedad que tengamos en el centro de Pamplona, en la calle Mayor, un edificio para estos usos", ha señalado, tras apuntar que la iniciativa es que las familias logren utilizar este recurso en el transcurso de un año.

Por su parte, la concejala encargada de Servicios Sociales, Acción Comunitaria y Deporte, María Caballero, indicó que la situación "se marcha asentando" pues "por ahora no llegan mucho más" asilados, y que desde el Ayuntamiento van "respondiendo según aparece". "Hay personas que han encontrado ahora sitios en familias y otras áreas, pero asimismo tuvimos hoteles predisposición de familias ucranianas y en este momento se marcha haciendo un trabajo para proporcionarles una solución mucho más permanente, como esta, una concesión con Cruz Roja", ha apuntado.

Juanjo San Martín explicó que en este desarrollo hay personas que han migrado, "y además de esto con ocasiones y tratamientos que se vieron molestados en Ucrania". "Lo que tratamos es que estas nosologías logren continuar régimen en Navarra. El hecho de que tengamos un recurso como este, próximo al Hospital Universitario de Navarra, es un valor bastante prominente. Estamos haciendo un trabajo que no deban moverse desde otros elementos que disponemos en la provincia todos los días para recibir sus tratamientos", ha remarcado.

Una de la gente que están en el inmueble, Lidia Polisahiuk, ha contado que está en Pamplona acompañando a su hija, de 43 años, que necesita un régimen de leucemia.

Pamplona ha cedido a Cruz Roja Navarra en el transcurso de un año la administración de los 11 pisos libres en el edificio de Mayor, 59, un inmueble rehabilitado en 2021 por Pamplona Centro Histórico. Esta acción se desea centrar en la gente y en sus pretensiones, con lo que trata de realizar "mucho más cómoda" la acogida a quienes, por su patología, "están en una situación singularmente vulnerable".

El Consistorio trabaja, además de esto, en otras 2 decenas y decenas de pisos en la localidad de los que es titular la entidad local, para destinarlos a albergar personas asiladas de Ucrania. En estos instantes de 25 a 27 plazas del Albergue municipal Jesús y María están dedicadas a marchar como hosting de primera acogida (de 24 a 48 horas), desde el que entonces se administran otras resoluciones de estancia mucho más extendida.

El Ayuntamiento, desde el instante en que se inició la contienda, está en contacto con las asociaciones que trabajan con la población ucraniana para lograr advertir y dimensionar las pretensiones de la gente asiladas. Como ejemplo de trabajo, se está diseñando un campamento de verano que se desarrollaría en un Centro Comunitario de Iniciativa Social (CCIS) de la región para mitigar los cambios de horario en inmuebles públicos y que podría ser útil, no solo de espacio de ocio, sino más bien asimismo de refuerzo educativo y capacitación lingüística.

El edificio en su grupo tiene 645,38 m2 útiles (891 m2 construidos) delegados en seis alturas. La planta baja, distribuida en despachos con un aseo y un pequeño almacén se marcha ceder para su empleo a la Asociación Navarra de Jóvenes Empresarios (AJE), cuyos integrantes compartirán espacio con la gente asiladas. En la planta primera, con espacios multiusos, se va a centrar el trabajo administrativo de Cruz Roja. La región residencial ocupa el resto de las plantas y empezó a habitarse este miércoles por la tarde. Está compuesta por habitaciones con vocación de miniapartamentos, amuebladas, con climatización y baño individual.

Como acompañamiento, en la quinta planta están una secuencia de dependencias de empleo común como acompañamiento residencial: una cocina con salón-comedor de 47 m2 y una salón de lectura y estudio. La cocina y la lavandería, tal como los espacios de esparcimiento y los medios audiovisuales son espacios compartidos por todas y cada una la gente usuarias.

Desde que comenzara la guerra en Ucrania, que ha causado un "éxodo de enormes dimensiones en Europa", según el Padrón municipal y a fecha de 31 de mayo, a Pamplona llegaron 313 personas huyendo de la guerra.

De ellas, 181 tienen mucho más de 19 años, pero hay "un óptimo número de menores": 43 personas están en la etapa de la adolescencia (de 13 a 18 años) y 98 son pequeños y pequeñas; de ellas, 33 son menores de 5 años y el resto tienen entre 6 y 12 años. En poco mucho más de 3 meses la población ucraniana de la región se ha multiplicado por 4; antes del 24 de febrero la gente censadas en la localidad de esa nacionalidad eran 118.

Más información

El edificio municipal de la calle Mayor acoge a 11 familias asiladas de Ucrania, 5 de ellas con pretensiones sanitarias