• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

El Ayuntamiento de Pamplona restaura el exterior de la vieja cocina militar en la Ciudadela

img

PAMPLONA, 7 Dic.

El Ayuntamiento de Pamplona, siguiendo las sugerencias de Príncipe de Viana, está rehabilitando estos días el cuadro de una casamata del Baluarte de Santiago, ubicado en salida de la Ciudadela por la Puerta de Socorro. En él se abren unas ventanas que estaban cegadas con ladrillos y que en su instante brindaron luz a un espacio que se usaba como cocina militar. Era la época en que la Ciudadela dependía del Ministerio del Ejercito.

Ahora estas ventanas se están recobrando en su apariencia original y se dotarán de rejas de forja por seguridad. La actuación terminará con la colocación de una tapa de piedra calcarenita, tanto en el cuadro interior como en el exterior, realizando un reperfilado de las tierras de la región superior y sembrando césped. Recientemente, en ese espacio se ha desbrozado de vegetación el puente yacente que se tiende entre la salida de la fortificación y la doble puerta que recae sobre el vecindario de Iturrama.

Son ciertos ejemplos de los trabajos que el Consistorio está haciendo a través de el cuarto contrato de conservación y cuidado de las murallas de la región y los puentes históricos de la Magdalena, San Pedro, Santa Engracia y Miluce, del que termina de aprobarse su segunda prórroga, según informó el Ayuntamiento en un aviso.

Desde 2014, compañías preparadas bajo la dirección del Consistorio, se dedican a realizar el cuidado del perímetro amurallado y la fortificación: limpieza y retirada de vegetación de manera continua, rejuntado, de reposición de materiales, etcétera. A partir del año 2020 esos trabajos los viene realizando Construcciones Leache. Con esta prórroga, aprobada en Junta de Gobierno local, el contrato se extenderá hasta 31 de diciembre de 2023.

Pamplona tiene cinco km de fortificaciones, declaradas Monumento Nacional, que necesitan un cuidado continuo. En lo que va de año la localidad ha invertido 127.543 euros en unos trabajos que afianzan todos los días el ahínco emprendido en 2006 por el Consistorio con el plan de actuación para la restauración del recinto fortificado de la región y la optimización de su ambiente. Entre enero y noviembre de 2022 se ha cumplido un riguroso programa de actuaciones que han protagonizado el Frente de Francia, los accesos de la Ciudadela y el ambiente del recién rehabilitado Baluarte de Parma, aparte de intervenir en el puente de San Pedro y el Mausoleo de Sarasate. Este mes de diciembre lo sosprechado es terminar el exterior de la vieja cocina en Ciudadela y también intervenir en los fosos del Edificio Singular.

El Frente de Francia, desde el Baluarte del Labrit hasta el caballo Blanco, tuvo una actuación de limpieza intensiva este año. Se ha retirado la vegetación de las escarpas de los Baluartes de Guadalupe, del Redín, del Revellín de los Reyes y del Baluarte de Nuestra Señora del Pilar. También se ha actuado en el muro del sendero cubierto, en la contraescarpa del foso, en el cuadro desde el Baluarte de Guadalupe hasta el portal de Zumalacarregui, y en el muro del Vergel. Asimismo, se han limpiado los merlones y cañoneras retirando los arbustos, ciertos de enorme porte. La última intervención se hizo en el Baluarte de Gonzaga. Este año, se hizo un régimen de conservación del puente de madera que, desde 2015, une los fosos a los pies del Baluarte del Redín con el Baluarte de Guadalupe y que supuso la restauración de un factor de táctica militar de ese espacio.

Continuando hacia el Fortín de San Bartolomé, se ha limpiado el recorrido de conexión a los pies de los cuadros entre los baluartes del Labrit y el Redín, empleando en las construcciones de enorme altura obreros expertos en trabajos verticales. En ese Frente de la Magdalena se realizaron trabajos de limpieza y retirada de vegetación, aparte de efectuar limpieza en los merlones, cuadros y suelos de cañoneras del Baluarte de Labrit y del Fortín de San Bartolomé. En este último asimismo se han limpiado las gárgolas sobre las casernas, aparte de consolidar la tapa y la barandilla de su contraescarpa. Finalmente se ha retirado enredadera del cuadro de piedra ubicado en la parte posterior del Chalet de Caparroso.

Ya en el ambiente del Baluarte de Parma (rehabilitado este año, con proyectos finalizadas en el primer mes del verano) se han acometido los trabajos de limpieza en entornos muy visitados por el turismo como son las cercanías del Archivo Real y General de Navarra, los cuadros bajo el Museo de Navarra, los de la cuesta de Santo Domingo y el muro del Zacatín, al lado del Mercado del Casco Viejo. En elementos de todos y cada uno de los frentes se han limpiado grafitis a través de proyecciones de chorro de arena.

La Ciudadela ha requerido menos actuaciones este año, tras ser la meta prioritario de este contrato en el año 2021. Se han limpiado los cuadros del Baluarte Real y su Caballero Dominante y, mediante este contrato, se hizo la obra civil que permitió estrenar la novedosa iluminación del Caballero con su sistema de 20 focos de led programables y que se convirtió en un factor cuya iluminación se regula con la Casa Consistorial y el quiosco de la Plaza del Castillo.

Durante los meses de verano se ha limpiado la vegetación del frente de las poternas y se instaló un sistema antipalomas, puesto que las aves se posaban en las gárgolas y también anegaban el cuadro de palomino.

Junto a la intervención en el cuadro de la casamata que cobijaba la cocina, se han limpiado las paredes del puente yacente de ladrillo que une el tablero de madera de la salida de la Ciudadela por la Puerta del Socorro con ámbas puertas de piedra que recaen en la Vuelta del Castillo. También se han retirado grafitis en la Puerta de Socorro a través de la proyección de chorro de arena controlado.

Aprovechando el bajo estiaje del río, mediante este contrato en 2022 en el puente de San Pedro se realizaron trabajos de retirada de la vegetación por la parte interior y exterior, introduciendo los estribos, aparte de realizar el rejuntado de uno de sus 'ojos' y la retirada de un grafiti. Durante el mes de octubre se ha procedido a la retirada de la pátina biológica del Mausoleo de Sarasate en el cementerio al que, además de esto, se ha aplicado un régimen hidrofugante.

Otros trabajos llevados a cabo en este contrato fueron la reposición de una parte del cordón de piedra de la Taconera que se había desprendido; la reposición de una tapa de la ermita del Caballo Blanco, la colocación de protectores de zinc en los pilares de la barandilla del puente de madera del Frente de la Magdalena, reposición piedras traversa Baluarte de Guadalupe, instalación de pasamanos de acero inoxidable tras el Museo de Navarra y de pasamanos de hierro pintado al horno en las escaleras que suben desde el Baluarte de Parma al Archivo de Navarra, etcétera. y en los próximos días se efectuará el embarnizado de la puerta de la caserna del Baluarte del Labrit.

Más información

El Ayuntamiento de Pamplona restaura el exterior de la vieja cocina militar en la Ciudadela