• miércoles 28 de septiembre del 2022
728 x 90

El artista navarro Florencio Alonso muestra en la Ciudadela un paseo por sus 25 años de trayectoria

img

PAMPLONA, 28 Jul.

La planta baja del Pabellón de Mixtos de la Ciudadela aloja hasta el próximo 18 de septiembre la exhibe 'Resumen de un camino en fase de prueba. 1995-2020', donde el artista navarro Florencio Alonso hace un paseo por su cuarto de siglo de trabajo. Se trata de una compilación dividida en tres etapas, 'Pasta líquida', 'Resonancias' y 'Periferia', que paralelamente ilustran las fases pictóricas por las que pasó su obra. Esta iniciativa artística, de la misma el resto de compilaciones que se dan a conocer en las edificaciones de la Ciudadela, se puede conocer de forma gratis de martes a sábados en horario de 11.30 a 13.30 y de 18 a 20.30 y todos los domingos únicamente en horario de mañana.

Desde que arrancó su trayectoria artística, Florencio Alonso ha sosteniendo una incomodidad incesante por la búsqueda de distintas procesos de interpelación. Experimentación que en buena medida le ha supuesto examinar aquello intuido o encontrado por adelantado, prestando particular atención a los tiempos, la atrapa de espacios, símbolos y señales, informó el Municipio.

A través de este trabajo, los procesos fueron combinándose en "formas inopinadas, sin resolución, libres a la ambigüedad y la contradicción, requiriendo que el espectador rellene los huecos en pos de algún concepto". Habitualmente, en la obra de Alonso, los símbolos muestran aspectos a una convención admitida a nivel popular.

La etapa a la que el artista llama 'Pista líquida' está conformada por proyectos trabajadas con emulsiones acrílicas y metacrilato sobre tabla. Se relaciona con el propósito de detallar un diálogo entre el chato-límite minimalista, atemporal, de área helada y de no participación en el tiempo ordinario. En este sentido, los únicos resortes de tiempo que se muestran en la obra son los elementos de materia que hacen alusión a lo orgánico, lo biomórfico, que surgiendo de la base se ordenan como ritmos equivalentes a ese extrañamiento, ha añadido.

Con un término y simbología muy afines, nace la segunda etapa, 'Resonancias', que surge del mismo desarrollo, pero desde la decisión del artista de remover todo tipo de agente de afuera, como metacrilatos y emulsiones. Se valora de qué manera paulativamente va descartando la textura-relieve, encontrándose de nuevo con la pintura plana "desde una tensión reduccionista, analítica y discreta".

La tercera etapa, 'Periferia', piensa un punto de cambio de carácter expresionista, donde Alonso desconecta intencionadamente de los periodos precedentes. Esta etapa exhibe un avance desde una geometría estructural y responde al acercamiento directo con el ambiente exterior, el espacio concomitante y la necesidad de desmantelar la composición formal: la calzada, lo urbano, o el espacio del propio hábitat. El artista exhibe un acercamiento sobre la construcción-deconstrucción de una geometría de extremos, abierta a novedosas cuestiones y opciones. Estas proyectos están trabajadas con acrílico sobre lona y tabla sucesivamente, "partiendo de una intensa experimentación a través del dibujo digital".

Más información

El artista navarro Florencio Alonso muestra en la Ciudadela un paseo por sus 25 años de trayectoria