Domínguez defiende suspensión de partos en Estella por "responsabilidad" y asegurar "seguridad"

Domínguez defiende suspensión de partos en Estella por

María Chivite, presidenta del Gobierno de Navarra, ha elogiado el Hospital Reina Sofía de Tudela por haber experimentado un avance cualitativo significativo en las últimas legislaturas.

El consejero de Salud, Fernando Domínguez, ha afirmado que su departamento trabaja para restablecer la actividad del servicio de partos en el Hospital García Orcoyen de Estella lo antes posible. Ha justificado la recomendación de trasladar a las parturientas a Pamplona y Tudela por razones de responsabilidad y para garantizar la seguridad y calidad del servicio.

Domínguez ha respondido a preguntas de EH Bildu, Geroa Bai y Vox en el Parlamento de Navarra sobre el servicio de partos en el Hospital García Orcoyen de Estella y la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Reina Sofía de Tudela.

El consejero ha destacado que la recomendación de enviar a las mujeres en trabajo de parto de Tierra Estella a los hospitales de Pamplona y Tudela es una decisión tomada desde la responsabilidad, debido a la falta de especialistas en ginecología que impide garantizar la cobertura las 24 horas del día. Aunque estas decisiones pueden no ser populares, es responsabilidad del departamento garantizar la seguridad y calidad asistencial de todos los pacientes.

Domínguez ha subrayado que no se está recortando servicios ni se pretende cerrar el hospital de Estella. Simplemente, no hay suficientes ginecólogos disponibles en este momento. Se está buscando aumentar el equipo de ginecología para cubrir la demanda. El pasado lunes se incorporó un nuevo profesional, pero la plantilla sigue siendo ajustada.

Según el consejero, el Hospital García Orcoyen cuenta con ocho plazas de ginecología, tres de las cuales son a jornada completa. Actualmente, hay tres profesionales de baja médica. Aunque el servicio no está completamente cerrado, aún no se puede garantizar una atención segura y de calidad en todo momento.

El departamento llevará a cabo un análisis exhaustivo de la demanda para determinar cuántos profesionales se necesitan para brindar una atención segura y completa. Una vez finalizada esta evaluación, se organizarán turnos y guardias de manera adecuada para restablecer integralmente la atención a los partos en Estella.

No se ha dado una fecha concreta, ya que es importante actuar con prudencia y responsabilidad para asegurar que se haga correctamente. Mientras tanto, lo más importante y preocupante para el departamento es la seguridad de las embarazadas de la zona de Estella, a quienes se les asegura la mejor atención posible en todos los casos.

En cuanto a la situación de la UCI del Hospital Reina Sofía de Tudela, Domínguez ha aclarado que esta unidad no se ha cerrado en ningún momento. Durante las guardias del 7 y 9 de diciembre, se reorganizó el servicio para contar con profesionales especializados en pacientes críticos en lugar de un intensivista de guardia. No ha habido incidencias durante estos días ni durante el resto del puente, y en ningún momento se ha puesto en peligro a nadie.

El consejero ha explicado que la ausencia de una profesional desde agosto se sumó a una baja no planificada, lo que llevó a que durante las dos guardias de esta facultativa, se encargaran del servicio los especialistas en pacientes críticos. Durante este periodo, no se registró ninguna incidencia excepto el traslado de un paciente con un infarto, que habría sido trasladado independientemente ya que requería ingreso en la unidad coronaria.

El consejero ha reivindicado que se acabe con la incertidumbre y el malestar de la población, y que la salud no se utilice como un arma política. Ha criticado las declaraciones del alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, calificando la situación en el hospital de "insostenible".

Los representantes de los diferentes partidos políticos también han expresado sus preocupaciones y opiniones. EH Bildu ha destacado los problemas a largo plazo en el hospital de Estella y ha pedido mecanismos urgentes para garantizar la prestación sanitaria a toda la ciudadanía. Geroa Bai ha resaltado que el cierre temporal de los partos no se debe a falta de previsión, sino a factores incontrolables como bajas médicas y falta de especialistas. Vox ha advertido sobre el agravamiento de los problemas en el servicio de partos y la sobrecarga médica debido a la falta de facultativos. La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha respaldado las explicaciones del consejero y ha resaltado el salto cualitativo del hospital Reina Sofía de Tudela en los últimos años.

En resumen, el Hospital García Orcoyen de Estella está trabajando para solucionar los problemas en el servicio de partos, mientras que la UCI del Hospital Reina Sofía de Tudela está en pleno funcionamiento a pesar de los cambios realizados en las guardias. El Gobierno de Navarra está comprometido en garantizar la mejor atención posible a todos los pacientes y en mejorar la calidad de la sanidad en la región.

Tags

Categoría

Navarra