• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

Diecisiete localidades de la Ribera van a tener ingreso a agua de Itoiz con la segunda etapa del Canal de Navarra

img

PAMPLONA, 24 Ene.

Un total de 85.000 pobladores de 17 localidades de la Ribera van a poder tomar agua de calidad de Itoiz mediante la segunda etapa del Canal de Navarra. Se trata de las localidades de Ablitas, Barillas, Buñuel, Cabanillas, Cascante, Castejón, Cintruénigo, Corella, Cortes, Fitero, Fontellas, Fustiñana, Montegudo, Murchante, Ribaforada, Tudela y Tulebras.

Así lo dió a saber el asesor de Cohesión Territorial del Gobierno foral, Bernardo Ciriza, en un acercamiento que mantuvo esta tarde en Tudela con representantes municipales y agentes socioeconómicos de la región a los que dió a comprender los datos del emprendimiento de la segunda etapa del Canal de Navarra, que la semana anterior inició su periodo de tiempo de información pública hasta el próximo 3 de marzo, tal como el futuro sistema de abastecimiento para la Ribera, según explicó el Gobierno foral en una nota.

Bernardo Ciriza aseguró que "es indiscutible que Navarra tiene un deber esencial desde hace unos años con la Ribera, con sus vecinos y vecinas, con sus compañías, con su agroindustria, sus labradores etcétera.; pero, cada vez, nos encontramos mucho más cerca de cumplirlo". A este respecto, en su intervención ha adelantado que "el comienzo de las proyectos de la conducción de doble tubería de 71 km de longitud se prevé para el año próximo 2024". "Además, tanto el Estado como Navarra coincidimos en que este emprendimiento es prioritario para nuestra Comunidad y, por ende, aguardamos convenir en los próximos meses los términos de su financiación, que se está abordando con el Gobierno central", ha añadido.

El asesor de Cohesión Territorial ha subrayado que la llegada del Canal de Navarra a la Ribera va a suponer, aparte de una fuente de agua de más calidad, una mayor garantía de suministro y la disponibilidad de agua en épocas de estiaje en una región donde se descubre la menor pluviometría de la Comunidad: "El cambio climático se encuentra dentro de los mayores desafíos medioambientales para la raza humana. Quien no tenga aseguradas fuentes de agua de calidad y en cantidad en los próximos 30 años dejará a los territorios desabastecidos y en inferioridad de condiciones".

En el acercamiento participaron asimismo el directivo general de Administración Local y Despoblación, Jesús Mª Rodríguez; el subdirector de INTIA y responsable del área de Riegos, Joaquín Puig; el gerente de NILSA, Fernando Mendoza; y el encargado de proyectos y proyectos de NILSA, Gregorio Berrozpe. Cabe resaltar que durante los próximos días se festejarán novedosas jornadas informativas para enseñar a los agentes locales los datos de la segunda etapa en el ámbito agrícola; en las que se incorporará además de esto el directivo general de Agricultura y Ganadería, Ignacio Gil.

El suministro de agua de boca a las localidades de la Ribera mediante la segunda etapa del Canal de Navarra requerirá la ejecución de un nuevo servicio de abastecimiento que deje reemplazar y también interconexionar las presentes fuentes por el recurso de agua de Itoiz.

Hasta en este momento, el abastecimiento se fundamenta eminentemente en el empleo de elementos del Ebro o sus canales que dan aguas con inconvenientes de calidad y con puerta de inseguridad a contaminantes, lo que pide tratamientos intensivos para potabilizarlas. También se provee agua desde el río Queiles mediante la balsa de la Dehesa, más allá de que este recurso ha anunciado inconvenientes de garantía de suministro a lo largo de este pasado verano, aparte de los inconvenientes de transporte mediante infraestructuras de titularidad de comunidades de regantes.

Para substituir y también interconexionar las fuentes del Ebro y Queiles con el recurso de Itoiz-Canal van a ser primordiales múltiples actuaciones de abastecimiento de agua en alta que podrían necesitar una inversión de sobra de 40 millones de euros y que habrían de ser dentro en los próximos periodos de planificación del Plan de Inversiones Locales (PIL) del Gobierno de Navarra, en las actuaciones de los Programas de Inversiones.

El Gobierno foral ha señalado que a este respecto podemos destacar que el nuevo planteo del PIL, establecido en 2022, "rompe el horizonte temporal de la financiación local y da mayor seguridad a las inversiones municipales, sin depender de la aprobación de una exclusiva ley cada 4 años, lo que afirma la dotación presupuestaria para su planificación y ejecución, en un caso así desde 2026".

Estas actuaciones, en la actualidad proposiciones en el Plan Director del Ciclo Integral del Agua de Uso Urbano de Navarra, entienden la conexión del Canal a la estación potabilizadora de Canraso (5 millones de euros), que da servicio a Cabanillas, Castejón, Fontellas, Fustiñana y Tudela; la conducción y bombeo hasta la potabilizadora de las Estanquillas (5 millones), que deja ofrecer agua a Cascante, Cintruénigo y Fitero; tal como las conducciones de Fontellas, Buñuel, Ribaforada y Cortes (5,8 millones).

Posteriormente se propondría la viable conexión del Canal a Monteagudo-Barillas-Ablitas por medio de un bombeo en Cascante y la conexión de Corella mediante las Estanquillas (12 millones). Además, se expone una viable ampliación de la estación de Canraso o de otras potabilizadoras; tal como una optimización de depósitos y otras instalaciones, o la realización de interconexiones de los sistemas para ofrecer mucho más solidez y resiliencia a exactamente los mismos (12,5 millones).

Próximamente se comenzará el desarrollo de concreción de estos proyectos para su definición y iniciativa en los próximos periodos de planificación del Plan de Inversiones Locales, con la meta de que todos y cada uno de los ayuntamientos de la ribera tengan ingreso a agua salvaje de calidad.

La segunda etapa del Canal de Navarra contempla la construcción de una conducción de doble tubería de acero de 71,4 km de longitud, que una parte del canal de hoy en el término municipal de Pitillas y concluye en Ablitas, cruzando los ríos Aragón, Ebro y Queiles, las Bardenas Reales y las autopistas A-68 y AP-68. Los trabajos tienen un período de ejecución de 48 meses y un coste de 249,7 millones de euros, mucho más IVA.

La ejecución de las proyectos de la segunda etapa se distribuye en tres actuaciones: primeramente, la balsa de Mostrakas, que hace de nexo de unión entre el Canal ahora construido y la segunda etapa; seguidamente, la conducción de doble tubería; y, en tercer rincón, la balsa de Tudela, situada en el Paraje de Montes de Cierzo.

La actuación comienza con la balsa de regulación de Mostrakas, ubicada en el término municipal de Pitillas, a unos 7,5 km de esa ciudad. Su función es doble: por una parte, absorber las aguas no consumidas en el tramo previo del Canal; y, por otra parte, asegurarse que los 71 km de tubería de la 2ª etapa siempre y en todo momento estén abastecidos. Se trata de una balsa con aptitud de almacenaje de 107.000 metros cúbicos.

Posteriormente, tras la balsa, comienza la construcción de la conducción de acero helicoidal de doble tubería de 71,4 km de longitud. Los diámetros de las cañerías fluctúan entre los 1,5 y los 2 metros. Dispondrán de revestimiento interior capaz para el contacto con agua para consumo humano. Este sistema de transporte tiene diseñadas 12 proyectos de toma para proveer agua tanto de riego como de boca. A lo largo del trazado se van a cruzar los ríos Aragón, Ebro y Queiles, salvaguardando las propiedades del ambiente. Se atraviesan mucho más de doce rutas tal como infraestructuras ferroviarias, y de riego y redes de abastecimiento, por ejemplo.

Por último, el emprendimiento contempla la construcción de la Balsa de Tudela, ubicada en el paraje popular como Montes del Cierzo, a medio sendero entre los ayuntamientos de Cintruénigo y Tudela. Su función radica tanto en el almacenaje como en la regulación de la reserva hidráulica. Su aptitud de almacenaje es de 7,95 millones de metros cúbicos, resultando una infraestructura trascendental para la garantía de agua a la Ribera de esta forma para su blindaje frente al cambio climático.

Más información

Diecisiete localidades de la Ribera van a tener ingreso a agua de Itoiz con la segunda etapa del Canal de Navarra