Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Descenso en la corriente del río Arga en Pamplona

Descenso en la corriente del río Arga en Pamplona

PAMPLONA, 27 Feb.

El río Arga marca una tendencia a la baja a su paso por Pamplona tras haber rondado un caudal máximo de 334,25 m3/s sobre las 14 horas. Tras ello, ha iniciado un descenso paulatino y pasadas las 18 horas el caudal era de unos 305 m3/s, según la web del Gobierno de Navarra dedicada a los aforos del agua.

Superado Pamplona, la tendencia del río Arga en Arazuri también es a la baja y más adelante, en Echauri, es estable.

En el norte de Navarra, la tendencia del río Baztan en Oharriz es a la baja, con un caudal que se sitúa en 141,78 m3/s tras haber alcanzado un máximo de 160,96 m3/s a las 16.10 horas.

La tendencia del río Ezkurra en Elgorriaga también es descendente, con un caudal de 69,55 m3/s. Su pico ha estado durante dos horas, entre las 14.30 y 16.30 horas, en los 77 m3/s.

El río Larraun en Irurtzun también va a la baja, con un caudal de 264 m3/s, tras un máximo de 287,50 m3/s a las 12.30 horas.

Por su parte, el río Araquil en Etxarren se encuentra estable con un caudal en torno a los 374,95 m3/s, aunque ha alcanzado un pico de 376,42.

El Gobierno de Navarra estima que en las próximas horas las crecidas de los ríos sean más intensas en localidades como Estella, Peralta, Falces y Funes.

A su paso por Peralta, el Arga portará un caudal máximo de 1.000 m3/s, cota máxima prevista para las 3 horas de la próxima madrugada.

Por lo que se refiere a la cuenca del Ega, la previsión indica una punta máxima de agua, a su paso por Andosilla de 238 m3 /por segundo.

En cuanto al Ebro, se espera su máximo caudal en Castejón este miércoles sobre las 13.30, con un volumen de 2.250 m3/s. Esta avenida llegaría a Tudela sobre las 22 horas.

Protección Civil y Emergencias califica este episodio de "avenida ordinaria", con menor afección material que la de 2021. También augura que los refuerzos y reparaciones de las motas de los ríos en los últimos años contribuirán a encauzar el caudal y evitar daños en carreteras y casos urbanos.

En este sentido, las 51 entidades locales con planes de emergencias para inundaciones han comenzado a activar los protocolos para evitar o minimizar los daños en su término municipal.