Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

"Derivación de pacientes con síntomas respiratorios leves a San Martín y Buztintxuri desde Urgencias del HUN"

El Servicio Navarro de Salud (SNS) ha implementado un nuevo sistema de triaje con el objetivo de agilizar la atención a pacientes. A partir de esta semana, aquellos pacientes de entre 18 y 40 años que acudan a las Urgencias del HUN con síntomas respiratorios leves y sin factores de riesgo serán derivados a los centros de Urgencias Extrahospitalarias (SUE San Martín y Buztintxuri), siempre y cuando acudan por iniciativa propia y sin volante de derivación.

Esta medida ha sido tomada debido al aumento exponencial de casos de virus respiratorios en toda la Comunidad de Navarra, según lo informado por el Gobierno de Navarra. Además, se espera que el número de pacientes que acudan a los servicios de Urgencias de los hospitales siga aumentando en las próximas semanas.

El objetivo de esta derivación inversa es adecuar la demanda de los pacientes al nivel asistencial más adecuado, priorizando en todo momento la seguridad y calidad asistencial. A su vez, se busca agilizar la atención de los pacientes leves y reducir los tiempos de espera, sin afectar a aquellos pacientes con patologías más graves y urgentes. También se busca disminuir el número de pacientes que acuden a Urgencias Hospitalarias con sintomatología leve y mejorar la eficiencia y sostenibilidad del sistema de salud.

Según estimaciones basadas en datos de años anteriores, se espera que alrededor de 25-30 pacientes al día sean derivados a Urgencias Extrahospitalarias. Este número de pacientes favorecerá tanto a aquellos con síntomas leves, que recibirán una atención más rápida y ágil, como a aquellos con necesidades más urgentes, ya que se podrá destinar más recursos a su atención.

El nuevo sistema de triaje implica que los pacientes de entre 18 y 40 años que acudan a las Urgencias del Hospital Universitario de Navarra por iniciativa propia y sin volante de derivación, y que sean asignados a una prioridad leve, no pasarán al circuito de atención tradicional, sino que serán remitidos a los centros de Urgencias Extrahospitalarias. Los pacientes recibirán una hoja informativa con información sobre la derivación y los datos de los centros a los que pueden acudir.

Este nuevo sistema se evaluará dentro de tres semanas para determinar su eficacia tanto para el sistema de salud como para los propios pacientes. Durante este tiempo, se recomienda a los usuarios que acudan directamente a los centros de Urgencias Extrahospitalarias en caso de síntomas leves.

En las últimas semanas, los servicios de Urgencias de los hospitales de Pamplona, Tudela y Estella-Lizarra han experimentado un gran aumento en la presión asistencial, especialmente después de los festivos. Por ejemplo, en el mes de diciembre, el HUN ha tenido una media de 560 atenciones diarias, con picos de hasta 632 atenciones en un solo día. En Tudela, el Hospital Reina Sofía ha tenido una media de 175 atenciones, con picos de hasta 228 atenciones en un solo día. Por su parte, el Hospital García Orcoyen de Estella-Lizarra ha registrado una media de 79 atenciones.

Ante esta situación, desde el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea se hace un llamado a hacer un uso responsable de los servicios de Urgencias Hospitalarias, para garantizar la atención a los pacientes más graves y reducir los tiempos de espera de los pacientes prioritarios.