• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

Derechos Sociales licita la administración de una casa para ocho personas con discapacidad intelectual en Pamplona

img

PAMPLONA, diez Dic.

El departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, por medio de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas (ANADP), ha anunciado el aviso de licitación para la administración de una casa sita en el recorrido Sarasate de Pamplona, que dejará que ocho personas con discapacidad intelectual y enormes pretensiones de acompañamiento radiquen en un ambiente comunitario y desarrollen un emprendimiento de vida sin dependencia.

Para esto, se ha preparado un presupuesto inicial de 436.674,62 euros y, del total de ocho plazas, seis van a tener carácter residencial persistente y 2 van a ser para estancias temporales, según informó el Gobierno de Navarra.

La vivienda, de cesión municipal, servirá a personas con discapacidad intelectual y enormes pretensiones de acompañamiento en situación de dependencia severa y enorme dependencia como "opción alternativa a la vida en los centros residenciales, de manera que logren vivir en un hogar, que viene dentro en una red social de vecinos, de la manera mucho más autónoma viable y usando de los elementos comunitarios al alcance de toda la ciudadanía", según ha señalado la consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu.

El Gobierno foral explicó que la atención residencial es un servicio garantizado por la cartera de Servicios Sociales y que el Plan de Discapacidad de Navarra, aprobado para el intérvalo de tiempo 2019-2025, establece como línea prioritaria la constitución de un nuevo modelo de elementos de vivienda y atención residencial.

En este sentido, esta vivienda dejará realizar efectivo el modelo de atención integral y centrada en la persona, que una parte del reconocimiento del valor y singularidad de la gente usuarias, que fija su mirada en las habilidades en frente de las restricciones y que apoya su autodeterminación y la toma de resoluciones.

Las peticiones se van a poder enseñar hasta el próximo 19 de diciembre y, una vez adjudicado, el concierto va a tener una duración inicial de un año, pudiéndose prorrogar anualmente hasta un máximo total de 9 años. Así, el presupuesto para la duración del concierto inicial es de 436.674,62 euros, el que dejará constituir un aparato constituido por personal cuidador, expertos de psicología y de limpieza y cocina.

A pesar de estos apoyos, en la medida de sus opciones, la gente usuarias cooperarán en las tareas que supone la convivencia y desarrollarán diferentes ocupaciones. Concretamente, van a llevar a cabo una actividad que atienda sus pretensiones terapéuticas y de rehabilitación y, al tiempo, se fomentará la realización de ocupaciones de compromiso compartida y similares con el día a día de la vivienda.

De esta forma, este piso va a tener especificaciones muy afines a la vivienda para personas con discapacidad intelectual y enormes pretensiones de acompañamiento de Tudela, gestionado por el centro La Atalaya y que está en desempeño desde noviembre de 2021.

Para esta vivienda, que supuso un emprendimiento vanguardista en Navarra, Derechos Sociales destina una inversión de forma anual cerca de los 285.000 euros, que dejan la gestación de cinco plazas residenciales permanentes y una temporal, para personas con edades comprendidas entre los 24 y 36 años.

"La desinstitucionalización de la gente es una misión que hemos marcado en el departamento de Derechos Sociales y, de a poco, vamos continuando hacia ella", ha subrayado la consejera Maeztu, para quien "la gente están en su derecho a saber de qué forma desean vivir y ser cuidadas, y la creación de estos pisos es una opción alternativa que deja esta resolución".

Más información

Derechos Sociales licita la administración de una casa para ocho personas con discapacidad intelectual en Pamplona