Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Declaración de Bien de Interés Cultural para el Campo de Arlas comienza su proceso formal en el ámbito cultural

Declaración de Bien de Interés Cultural para el Campo de Arlas comienza su proceso formal en el ámbito cultural

El yacimiento arqueológico Campo de Arlas, situado en Peralta, se destaca como el único establecimiento conocido de época bajoimperial romana en la zona. La Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana del Gobierno de Navarra ha iniciado el proceso de declaración de este yacimiento como Bien de Interés Cultural, en respuesta a la solicitud del Ayuntamiento de Peralta.

El origen del Campo de Arlas se remonta al siglo I d.C., pero alcanzó su máximo esplendor constructivo en el Bajo Imperio, en los siglos IV y V d.C. Este yacimiento se presenta como una estación diaria en relación con la calzada del Arga, entre Pompeyo y Gracchurris, y destaca por ser el único establecimiento conocido de la época bajoimperial en la zona

Desde su inclusión en el Inventario Arqueológico de Navarra en 2003, el Campo de Arlas ha sido objeto de diversas intervenciones para su protección y estudio. Sin embargo, fue en 2011 cuando se llevó a cabo la primera campaña de excavación, marcando el inicio de un proceso continuo de descubrimientos.

En 2022, el Ayuntamiento de Peralta adquirió los terrenos necesarios para la proyección del yacimiento, revelando un espacio edificado de planta rectangular con una superficie construida de aproximadamente 4.000 m2. Este espacio se divide en tres áreas distintas, cada una con características únicas que ofrecen una visión detallada de la vida en la época bajoimperial romana.

A diferencia de otros yacimientos de la zona, en el Campo de Arlas no se han encontrado estructuras dedicadas a la producción o transformación agropecuaria. Esto sugiere que este establecimiento tenía un enfoque más residencial o social.

Debido a su carácter bajoimperial, la construcción del Campo de Arlas utilizó materiales de pobre calidad, como cantos rodados, mampostería y ladrillo. Sin embargo, algunos de estos materiales fueron ocultados con pintura mural y obras de cantería en piedra reaprovechada, lo que muestra el intento de embellecer y enmascarar su rusticidad.

El primer ámbito del yacimiento alberga seis estancias pavimentadas, tres de ellas con mosaicos de tipo opus tesellatum geométricos y otras tres con mosaicos de opus signinum. Destaca especialmente un gran mosaico de 270 m2 en la estancia 3, que podría haber sido un patio semicubierto utilizado como palestra. La estancia 1 corresponde a una habitación noble con un mosaico de al menos 24 m2, mientras que la estancia 2 es un pasillo pavimentado de 10 m2.

Los mosaicos, con molduras perimetrales de cuarto de bocel para su impermeabilización y limpieza, revelan la sofisticación arquitectónica de la época.

En el segundo ámbito del yacimiento, hay diversas estancias de pequeñas dimensiones con una trama ortogonal que demuestran un sistema de calefacción mediante hipocausto. Esto proporciona una perspectiva única sobre la vida cotidiana en el yacimiento. El tercer ámbito, en cambio, no muestra indicios de construcción.

La declaración del Campo de Arlas como Bien de Interés Cultural resalta el compromiso de la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana con la protección y promoción del rico patrimonio histórico y cultural de Navarra. Este paso refuerza la importancia de preservar y compartir con las generaciones futuras el legado único que representa el yacimiento arqueológico en Peralta, según ha informado el Gobierno foral.