• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

Chivite insta a una solución entre las tres partes para ofrecer salida a las máscaras guardadas

img

Esparza asegura que "se ha actuado de manera negligente" y la presidenta es "la máxima responsable"

PAMPLONA, 21 Dic.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha instado a la sociedad pública Sodena, a la Confederación Empresarial Navarra y la compañía Albyn a buscar una solución a las máscaras que en la actualidad están guardadas tras su compra al comienzo de la pandemia.

"Es cierto que las tres partes se han sentado en múltiples oportunidades, y estoy persuadida de que hay intención de convenir, pero no es menos cierto que el tiempo apremia y que la solución no puede demorarse", dijo Chivite, a lo largo de una comparecencia en el Parlamento foral a solicitud de Navarra Suma.

En su intervención, Chivite ha señalado que el convenio no lo firmó el Gobierno de Navarra, sino más bien Sodena, y que por consiguiente ella "no posee intervención directa, pues son los órganos de gobierno de las sociedades públicas los que toman las resoluciones en el seno de sus consejos de administración y, como es popular, aquel acuerdo no pasó por el seno del Gobierno".

En cuanto a los contratos del departamento de Salud, refiriéndose a la adquisición de máscaras con la compañía Efficold, la jefe del Ejecutivo foral ha señalado que "comprenderán que la presidenta no corrobora ni autoriza todos los contratos que hace la administración, por el hecho de que confío en los expertos de esta casa, pero asimismo confío en los métodos internos de control".

María Chivite ha considerado que "en todo este tiempo quedaron acreditadas las dos cosas: poseemos unos enormes expertos en la administración y los órganos de control marchan y ahí están los métodos seguidos, lo que revela que no existe nada que esconder ni tampoco que se haya hecho fuera de los métodos".

En lo que tiene relación, al convenio de Sodena, CEN y Albyn, explicó que se realizó en un contexto de "urgencia sanitaria, en una situación inusual de colosal dificultad". "Como toda la ciudadanía ha podido entender, aquel acuerdo se realizó público. Por tanto, absolutamente nadie ocultó nada. Creo que cualquier persona comparte la intención de aquel acuerdo, en unos instantes muy críticos y con alta indecisión cerca de la pandemia, asimismo entre las compañías. Y como es natural, las cosas hay que hacerlas bien", dijo.

La presidenta explicó que en la interlocución con los 2 consejeros que en los 2 instantes estuvieron adelante del departamento en el que se enmarca Sodena "siempre y en todo momento" ha defendido que "la iniciativa era buena y que debíamos contribuir a las compañías". "Pero en el momento en que supe que había inconvenientes con el depósito juntado insté en todo instante a una solución entre las partes para ofrecer salida a esas máscaras. Insistí desde el primer instante en mis afirmaciones públicas que cualquier solución debía pasar por un convenio que vinculara a las tres partes como más tarde aseguró la Cámara de Comptos. Esa fué la instrucción y la preocupación", ha señalado.

María Chivite explicó que el Gobierno toma en cuenta las sugerencias de Comptos, que expone "llegar a un convenio entre las partes y recurrir si es necesario a mecanismos como la mediación o el arbitraje; ofrecer salida al depósito de EPIS; y también integrar en las futuras actuaciones de Sodena garantías para garantizar la mayor protección viable de los fondos públicos".

Además, ha señalado que "el informe Comptos afirma que no encontró prueba de que Sodena actuara deliberadamente de manera contraria a los predeterminado en la normativa y asimismo ten en cuenta que el acuerdo se realizó con transparencia y propaganda".

La jefe del Ejecutivo dijo que, "alén de lo que unos reportes u otros comenten, hay un hecho importante y sucede que hay un material que debemos procurar que sea usado, pues a todas y cada una de las partes atrae que de esta forma sea". "Difícilmente podría detallarse que por no ser capaces de convenir se pierda ese material. Esa fué mi situación desde el comienzo, y popular el informe de Comptos me reafirmo", ha asegurado.

Así, aseguró que "exactamente la misma intención que en su instante existió por las tres partes para asistir al campo empresarial en un instante crítico debe existir en este momento para arreglar esta situación". "Lo urgente es en este momento ofrecerle una salida y que llegue a la sociedad", dijo.

El representante de Navarra Suma, Javier Esparza, aseguró que "la presidenta del Gobierno es la presidenta de Corporación Pública Empresarial de Navarra, la empresa donde está Sodena, y que afirme la presidenta que no posee intervención directa es quitarse la compromiso, que la tiene".

Esparza ha reprochado que "se perdieron prácticamente un par de millones de euros y aquí no pasa nada, no tienen ninguna compromiso y el Gobierno hizo todo bien". "¿Por qué Salud adquiría por 3,5 millones de euros prácticamente 6 millones de máscaras mientras que había máscaras que el día de hoy prosiguen guardadas? Se le podía haber dicho a Salud hace un par de años que utilizara estas máscaras antes de obtener otras mucho más caras. Creo que alguien del Gobierno tenía interés en obtener máscaras de Efficold, justo en el momento en que Salud se sale del acuerdo de Sodena. Se ha actuado de manera negligente y usted es la máxima responsable", dijo a la presidenta, para asegurar que "pasarse la pelota de un departamento a otro es una apariencia negativa para cualquier Gobierno".

El representante del PSN, Ramón Alzórriz, ha reprochado a Esparza que "pasó de la retahíla de inquietudes, bulos y patrañas que le desmienten los hechos a una acusación gravísima, pero como es un falso no da nombres, pues decir que había un interés personal por la parte de alguien del departamento de Salud en obtener máscaras de Efficold es gravísimo". "Si tiene los datos, vaya al juzgado y si no cállese. Lo que logró el Gobierno de Navarra en un instante muy difícil para la ciudadanía fue cuidarla". Alzórriz ha señalado además de esto que Comptos concluyó que el acuerdo de Sodena fue "legal y transparente".

El representante de Geroa Bai, Mikel Asiain, ha valorado que las conclusiones del informe de la Cámara de Comptos son "visibles y determinantes y van en la línea de lo que había defendido Geroa Bai". Por otro lado, ha destacado "la necesidad de ofrecer salida a esas máscaras, pero desde la seguridad jurídica, por el hecho de que lo que no tenemos la posibilidad de soliciar en ningún instante al asesor de Desarrollo Económico es que saque las máscaras de cualquier forma, que prevarique". "Las máscaras son primordiales en buses o trenes, con lo que hay una oportunidad para proporcionarles salida", dijo.

Por una parte de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha asegurado que su conjunto no se da "por satisfecho por de qué manera se ha cerrado el tema" y dijo que, si bien no se aprobase una comisión de investigación, "no hay claridad" sobre ciertos puntos, por servirnos de un ejemplo, sobre por qué razón Salud decidió escaparse del acuerdo de Sodena. Además, ha reconocido que es "urgente" ofrecer salida a las máscaras y ha preguntado si el Gobierno por medio de Sodena "va a reclamar que se reparta la pérdida de los fondos públicos".

El representante de Podemos, Mikel Buil, aseguró que "es obvio que el convenio fue flojo y se realizó con muy escasas garantías para lo público", pero ha señalado que el informe de Comptos concluye que no hubo "prevaricación ni malversación, que para nosotros era una línea roja para tomar medidas". "Debemos ser capaces de tolerar los fallos, comprenderlos en un contexto urgencia y de esta forma lo hacemos, con el coste político que logre tener", dijo.

Por último, la representante de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha llamado la atención sobre la "falta de garantías en la firma del acuerdo para salvaguardar los fondos públicos". "La CEN no pierde nada. ¿Quién pierde? Hasta el día de hoy, la ciudadanía navarra, las arcas públicas", ha señalado, y ha defendido que, si es requisito, se tienen que obsequiar las máscaras a fin de que no se pierdan.

Más información

Chivite insta a una solución entre las tres partes para ofrecer salida a las máscaras guardadas