Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Chivite celebra la continuidad de Sánchez como una victoria para progresistas y demócratas.

Chivite celebra la continuidad de Sánchez como una victoria para progresistas y demócratas.

El PSN respalda la continuidad de Pedro Sánchez al frente del Gobierno de España, según ha afirmado la secretaria general María Chivite. Considera que esta decisión es una excelente noticia para los progresistas y demócratas del país, resaltando la importancia de humanizar la política y recordando que detrás de los cargos políticos hay personas reales, no superhéroes.

En una rueda de prensa, Chivite expresó su apoyo al presidente y abogó por marcar la línea entre la libertad de expresión y el ataque desmedido, así como por fomentar el diálogo y el respeto en el debate político.

La líder socialista hizo un llamamiento a todos los partidos políticos a reencontrarse en la defensa de la democracia y a detener la escalada de insultos, desinformación y odio en la política. Advierte que el distanciamiento de la ciudadanía de la política podría conducir al autoritarismo y al fin de la democracia.

Chivite subrayó la importancia de recuperar la buena política, centrando los debates en las necesidades reales de la ciudadanía y fortaleciendo las instituciones democráticas. Destacó la importancia de evitar la deslegitimación de la política y el compromiso cívico de los ciudadanos en el proceso democrático.

La líder socialista afirmó que el PSN seguirá respaldando el proyecto de Pedro Sánchez y luchando contra la ultraderecha, el populismo y la desinformación. Destacó que el país progresa cuando los socialistas están en el poder y llamó a trabajar juntos por una democracia más sólida.

En opinión de Chivite, es crucial fortalecer la democracia y combatir la manipulación mediática y el discurso del odio. Destacó el papel de los medios de comunicación en este proceso y subrayó la importancia de la transparencia de las instituciones públicas para fortalecer la democracia.

Chivite criticó el uso del insulto en el Parlamento de Navarra por parte de la derecha y la ultraderecha, señalando la necesidad de construir una política basada en el respeto y el diálogo.