• miércoles 28 de septiembre del 2022
728 x 90

Cárnicas Iruña, primera implantación empresarial del nuevo polígono industrial de Lumbier

img

PAMPLONA, 29 Ago.

El vicepresidente segundo y asesor de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra, José Mª Aierdi, ha visitado este lunes los trabajos de la compañía Cárnicas Iruña, la primera implantación empresarial del nuevo polígono industrial de Lumbier, urbanizado últimamente por la sociedad pública Nasuvinsa.

El Ejecutivo foral ha invertido 2,3 millones en esta área para atender la demanda de suelo industrial en el Prepirineo y beneficiar la reactivación económica y la creación de empleo.

Junto al vicepresidente, estuvieron presentes la regidora de Lumbier, Rocío Monclús, y el directivo gerente de Nasuvinsa, Alberto Bayona. En la visita a Cárnicas Iruña, fueron recibidos por su gerente, Daniel Mendioroz; el directivo del conjunto Sigma Kreas al que forma parte, Pedro Tarrafeta; y el jefe de esta planta, Andoni Andueza.

Esta compañía invertirá un total de 13,5 millones en la construcción de su novedosa planta, de 23.000 m2, en Lumbier, con la previsión de producir unos 50 cargos laborales directos.

El vicepresidente Aierdi ha manifestado su interés por "seguir con el plan de promoción de suelo público para incitar el establecimiento de novedosas compañías y la creación de cargos laborales en esta una parte de Navarra, perjudicada por el fenómeno de la despoblación rural".

Asimismo, ha señalado que "la reactivación industrial con impulso público en el ámbito rural es, en este preciso momento y en este contexto de indecisión económica, la mejor palanca para abrir ocasiones de futuro y avance territorial en todas y cada una de las regiones de Navarra".

Las proyectos de construcción del polígono industrial han supuesto una inversión de 2,3 millones, entre administración de suelo, urbanización y también instalación de infraestructuras. La novedosa área de actividad económica de Lumbier tiene hoy día siete parcelas libres, de entre 9.500 m2 y 2.500 m2, con una área total de 53.000 m2 para empleo industrial.

La implantación de Cárnicas Iruña, a la que se estima acompañen más adelante otras compañías que enseñaron interés por el polígono, es resultado de la tarea impulsada por Nasuvinsa para publicitar la instalación de compañías en polígonos de la sociedad pública.

Precisamente, en esta política de promoción industrial, hace veinte días el Ejecutivo foral y Nasuvinsa presentaron un convenio con la compañía construcción en madera Madergia para hacer más simple su implantación en el polígono de Aoiz, con una inversión público-privada de 9 millones.

Además, esta sociedad pública está fomentando el avance de suelo industrial en localidades como Arakil, Arguedas, Cascante, Irurtzun o Lodosa, por ejemplo, con la meta de atender las pretensiones de compañías que han puesto en compromiso su implantación en estas áreas y beneficiar con esto la reactivación del tejido industrial en diferentes regiones.

La primera compañía en implantarse en la novedosa área de Lumbier, Cárnicas Iruña, es una compañía de referencia en el ámbito agroganadero que cuenta hoy día con una planta productiva en Orkoien, que venía generando 18 millones de kilogramos de carne de cerdo por año.

Con la ampliación que piensa el traslado de las instalaciones a Lumbier, la compañía prevé aumentar esta producción hasta mucho más de 30 millones de kilogramos cada un año, con un ratio de exportación de entre el 30-40% y con una facturación estimada de 80 millones de euros.

Más información

Cárnicas Iruña, primera implantación empresarial del nuevo polígono industrial de Lumbier