Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

Aumento del 4,8% en servicios y prestaciones para personas con discapacidad en Navarra en 2022.

Aumento del 4,8% en servicios y prestaciones para personas con discapacidad en Navarra en 2022.

El informe sobre la Discapacidad en Navarra revela que en 2022 se ha producido un incremento del 4,8% en el porcentaje de servicios y prestaciones económicas en la región, superando el aumento del número de personas con discapacidad que fue del 1,1%. Además, se destaca que la diferencia entre las tasas de pobreza de la población sin discapacidad y la población con discapacidad es favorable para estas últimas.

El informe ha sido elaborado por la Oficina de Análisis y Prospección, creada recientemente, y sigue la serie de informes realizados sobre la discapacidad por el Gobierno de Navarra.

Según el informe, a finales de 2022 había un total de 36.167 personas con discapacidad en Navarra, lo que supone un aumento del 0,7% en comparación con el año anterior. Esto representa al 5,4% de la población navarra.

Los servicios y prestaciones dirigidos a personas con discapacidad han experimentado un aumento del 4,8% en 2022, superando el incremento registrado en 2021 que fue del 4,2%. Específicamente, los servicios aumentaron un 5,2%, mientras que las prestaciones económicas crecieron un 1,7%. Estos datos contrastan con el incremento del 1,1% en el número de personas con discapacidad.

El informe también destaca la relación entre discapacidad y dependencia, señalando que el 55,9% de las personas dependientes tienen reconocida la condición de discapacidad, mientras que el 26,8% de las personas con discapacidad tienen reconocida la condición de dependiente. Además, el 56,7% de las personas con discapacidad y dependencia tienen un alto grado de discapacidad (igual o superior al 75%).

En cuanto a la pobreza, el informe muestra que las personas con discapacidad en Navarra tienen tasas de pobreza inferiores a las de la población sin discapacidad. Mientras que el 18,8% de las personas con discapacidad están en riesgo de pobreza, el 21,9% de las personas sin discapacidad se encuentra en la misma situación. Además, el 7,5% de las personas con discapacidad experimenta pobreza severa, en comparación con el 12% de las personas sin discapacidad.

A pesar de esta situación favorable, el Gobierno de Navarra reconoce que aún se deben hacer esfuerzos para reducir las tasas de pobreza de las personas con discapacidad y recuperar los niveles previos a la pandemia. En el ámbito laboral, el informe concluye que las personas con discapacidad siguen enfrentando dificultades para su inserción en el mercado laboral, ya que representan solo el 1,36% de la afiliación y el 1,19% de las contrataciones.

En cuanto al perfil poblacional de las personas con discapacidad en Navarra, el informe muestra que la distribución por grados y tipos de discapacidad se mantiene estable a lo largo del tiempo. Además, se destaca que el colectivo es predominantemente masculino, pero con una tendencia al alza de las mujeres. En cuanto a la edad, la discapacidad se concentra principalmente en personas mayores de 40 años, siendo el grupo de 60 a 79 años el más frecuente.

Por último, el informe analiza la distribución geográfica de la discapacidad en Navarra, destacando que Pamplona y Burlada son los municipios con mayor incidencia de discapacidad, mientras que Ayegui e Isaba tienen las menores tasas según los Servicios Sociales de Base. Se señala que la causalidad para explicar estas diferencias no es sencilla, pero se apunta que las poblaciones más jóvenes suelen tener tasas más bajas y que una mayor brecha de género entre hombres y mujeres puede influir en tasas más altas.