• miércoles 28 de septiembre del 2022
728 x 90

Alrededor de 1.750 asilados ucranianos llegaron a Navarra, de los que 1.334 tienen protección en todo el mundo

img

PAMPLONA, 17 Jun.

Alrededor de 1.750 personas que proceden de Ucrania llegaron a Navarra desde el instante en que se inició la invasión de este país por la parte de Rusia, doblando prácticamente la población ucraniana en Navarra antes de la guerra, con unas 1.800 personas. De esas 1.750 personas, 1.334 ahora recibieron protección en todo el mundo temporal, lo que "da una precisión mínima" de los asilados que se han predeterminado en la Comunidad foral.

Las llegadas se generaron, principalmente, en los 20 primeros días tras el comienzo de la invasión de Ucrania, y después ha experimentado un "franco descenso" y, en el último mes y medio, prácticamente no se han producido llegadas.

Datos que dió a entender este viernes el asesor de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, en una rueda de prensa donde dió cuenta de los cien días de la puesta en marcha de la Oficina de Atención a la Emergencia en Ucrania, que estuvo activa desde el 7 de marzo hasta el 31 de mayo y que empieza en este momento una etapa de "transición" cerrando su "etapa de urgencia". Ha estado acompañado por la directiva general de Políticas Migratorias, Patricia Ruiz de Irízar, y el coordinador autonómico de Cruz Roja en Navarra, Juan José San Martín.

Eduardo Santos explicó que estas 1.750 personas se corresponden con las que han recalado en Navarra, ciertas cuales "pudieron proceder a otros sitios del Estado y otras han regresado a Ucrania en un número que no es importante".

Asimismo, indicó que de la población asilada en Navarra, 1.cien tiene cobertura sanitaria y 300 pequeños fueron escolarizados por el Departamento de Educación, a los que habría que sumar los que están en el período 0-3, que es de rivalidad municipal. Al respecto, Santos ha señalado que una "parte importante" de los pequeños que proceden de Ucrania están siguiendo los tutoriales de forma en línea con el sistema educativo ucraniano desde sus domicilios o los centros académicos de Navarra.

En cuanto al empleo, 106 personas están de alta en la Seguridad Social, siendo la hostelería, las trabajos administrativas y la agricultura los campos que tienen mucho más presencia. En este sentido, el asesor ha remarcado que "cuanto mucho más se hacen más fácil los trámites administrativos mucho más rápida es la incorporación al planeta laboral y popular, lo que repercute en beneficio de estas personas, de la sociedad que les acoge y en el éxito de la integración".

En cuanto a la atención sanitaria, 1.087 personas tienen cobertura sanitaria, 960 con tarjeta sanitaria y 127 con asignación de CIPNA. Además, en un primer instante, el departamento de Salud puso predisposición del Ministerio camas hospitalarias para atender a heridos de guerra, atendiendo a tres personas.

La Oficina de Atención a la Emergencia en Ucrania hizo en estos cien días hizo 3.754 atenciones, la mayoría solicitudes pero asimismo ofrecimientos de la población navarra y de entidades para comprender de qué manera seguir con los ciudadanos ucranianos que se aproximaban a sus servicios, según explicó Juan José San Martín.

Un servicio que ha atendido a 1.700 personas, el 48% mujeres, el 40% menores y un 11% hombres. La familia media la conforman una mujer y 2 menores, más allá de que "hay una enorme variedad de tamaños". Se trata de 538 entidades familiares de las que el 43% muestra algún "aspecto de puerta de inseguridad agregada".

En la oficina se podían demandar 11 géneros de ayudas, la primordial ha consistido, en un principio, en información sobre los trámites en general, la protección temporal y la regularización de la situación en España. El resto estaban similares con la atención sanitaria o la escolarización que fueron resueltos "de forma inmediata".

Todas las solicitudes fueron resueltas y no hay peticiones atentos, indicó San Martín, que explicó que, en estos instantes, "nos encontramos metidos en peticiones de asistencia para contemplar pretensiones básicas".

En cuanto a los ofrecimientos, se recibieron 700, más que nada de particulares, el 98% de los que no tenían vínculo previo con Ucrania. El mayor ofrecimiento, 65% fué para acoger personas en sus domicilios, seguido de cesión de vivienda, voluntariado (como trabajos de traducción), donaciones y transporte.

San Martín ha valorado que la oficina ha supuesto "un primer eslabón de ordenar una contestación unificada a fin de que los asilados solo tuviesen que asistir a un punto para recibir el acompañamiento que tengan la posibilidad de requerir". Ha puesto en valor, además de esto, la "velocidad" en la puesta en marcha de esta servicio. Han sido, ha remarcado, "cien días intensos de trabajo en los que se puso en marcha un punto de conexión con una necesidad popular en un instante clave, que deberá tener un paseo posterior, por el momento no en etapa de urgencia, prestando acompañamiento a quienes vienen de Ucrania".

Patricia Ruiz de Irizar ha señalado que las situaciones recientes llevan que se cierre esta "etapa de urgencia" y se abra un periodo de tiempo de "transición" donde se sostendrá el punto de información en la Dirección General, han explicado en la rueda de prensa. Ha hecho una "opinión efectiva por norma general" de este sistema y ha señalado que "desde el Gobierno conseguimos agrupar toda la atención a la gente que proceden de Ucrania en un punto", en el que hubo una "buena labor de coordinación" y en el que "se han satisfecho las solicitudes de información" con un "prominente nivel de satisfacción".

Finalmente, Eduardo Santos ha destacado que, todo este desarrollo "nos enseña que, aun en ocasiones de urgencia, donde hay una afluencia evidente, si no perdemos el tiempo con debates estériles como el efecto llamadas, contamos aptitud bastante en la Administración" para "absorber sin ningún género de problema todas y cada una estas pretensiones". Así, ha señalado que "si pasamos del pensamiento de extranjería de rechazo a uno de inmigración organizada, aun en esta situación, puede ser un factor positivo de enseñanza a futuro".

Más información

Alrededor de 1.750 asilados ucranianos llegaron a Navarra, de los que 1.334 tienen protección en todo el mundo