"Alarmante récord en Navarra: el otoño más cálido de todos los tiempos"

El otoño de este año en Navarra ha sido el más caluroso desde que hay registros (1961-2023), superando al de 2022 y con una anomalía de casi 2,5 ºC. También fue muy húmedo pero se sitúa en el puesto 12º desde 1961.

Así lo ha explicado este miércoles el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en Navarra (AEMET), Pedro Oria, en una rueda de prensa con motivo del cambio de estación de otoño a invierno, quien ha destacado que, de cara a la próxima estación, también se esperan temperaturas "muy por encima de lo normal".

Según ha explicado, el mes de septiembre en la Comunidad foral se vio marcado por la DANA de los días 1 y 2, en los que "casi se batió el récord de todo el mes". En muchas partes de Navarra es el septiembre más lluvioso de la serie y, en conjunto, el quinto más húmedo de la serie histórica. En cuanto a temperaturas, fue el quinto mes más calido, con una anomalía promedio de 2,2 ºC.

Octubre tuvo un carácter "extremadamente cálido" y "casi volvimos al verano" con registros "propios de un mes de agosto", ha destacado Oria, que ha señalado que es "segundo octubre más calido", con una anomalía de 3,1 ºC, por detrás del mismo mes del año pasado. Por otro lado, hubo "acumulaciones muy cuantiosas" de precipitaciones, especialmente en el sur y el este.

El mes de noviembre fue "el tercero más cálido en Navarra", con una anomalía de 2,1 ºC, y con lluvias que se registraron especialmente en la zona norte.

Así pues, el trimestre fue "extremadamente cálido", el primero de la serie histórica. La distribución espacial de estas anomalías muestra un rango de valores entre +1,9 ºC -en Navascués- y +3,1 ºC en Monteagudo- con respecto a las normales climatológicas del periodo. En cuanto a la lluvia, los porcentajes de precipitación acumulada en el pasado trimestre con respecto a las medias de referencia (1991-2020), presentan para el conjunto de Navarra un valor promedio del 134%, dándole un carácter pluviométrico "muy húmedo". La variación oscila entre precipitaciones, en relación a la normal, del 92% en Areso-Guereñoenea y del 203% en Los Arcos, con un superávit promedio de +90 mm para el conjunto de la Comunidad foral.

Pedro Oria ha enmarcado esta circunstancia en las emisiones de gas de efecto invernadero, que han aumentado este año debido a "grandes emisores como China e India". "Esto, junto a las manifestaciones de la emergencia climática global, hace que los mensajes se lancen cada vez con más dureza", ha apuntado. Si bien ha reconocido que la "concienciación ciudadana va en aumento" ha opinado que las medidas en renovables y eficiencia energética van a ser "muy insuficientes", y ha llamado a "poner más atención en la adaptación" ante los "impactos" del cambio climático."

El mes de diciembre ha empezado con lluvias, especialmente en la parte norte. Según los datos del Aeropuerto de Pamplona, "ha llovido de forma generosa" con episodios de temperaturas "muy altas para la época". Así las cosas, 2023 es el segundo año más calido en Navarra, todavía a cierta distancia de 2022 que es el más cálido de toda la serie y "muy próximo a lo normal" en cuanto a lluvias aunque con una distribución "muy irregular".

De cara a la primavera -enero, febrero y marzo-, Pedro Oria ha avanzado que "es muy probable tener una estación con temperaturas muy por encima de lo normal" en todo el país, con un 50 y 60% de probabilidades de registros en el tercil superior. En cuanto a las lluvias, se prevén lluvias "por encima de lo normal" en la zona del cantábrico.

El delegado territorial de AEMET ha explicado que, en los próximos días, se esperan lluvias en Navarra que "irán quedando más restringidas" a lo la a lo largo de días mas hacia el norte y, el viernes y sábado, se prevén la zona más atlántica.

Según ha explicado, en Nochebuena y Navidad "vuelve el anticiclón y salvaremos las precipitaciones". Las temperaturas subirán "un poco, no se van a dar heladas". Así pues, se espera un "tiempo muy tranquilo, hay una mínima probabilidad de precipitación" pero "en general no se esperan lluvias" para los días 24 y 25 de diciembre.

En cuanto a la presencia de nieve, ha indicado que hay "muy poquito" y ha apuntado que, en los próximos días "va a nevar algo más". "De cara a las Navidades hay un espesor mínimo" y más allá puede que "tengamos esos vaivenes, que vengan temperaturas altas y lo acuse el sector de la nieve", ha explicado. "No va a ser el mejor año para la nieve pero hay una cantidad mínima", ha añadido.

Por otro lado, ha valorado que la situación de los embalses "ha mejorado muchísimo" respecto a la primavera, con Yesa e Itoiz en torno al 70 y 80%.

Categoría

Navarra