Crónica Navarra.

Crónica Navarra.

"Administración Foral en 2022: Mejoría significativa en su situación económica, según Comptos"

El índice de temporalidad ha aumentado en la Administración Foral de Navarra en 2022, alcanzando el 51% del total de profesionales, debido en parte a las contrataciones temporales motivadas por la pandemia de la Covid-19.

Según el informe de la Cámara de Comptos, se ha apreciado "una mejoría significativa" en los indicadores económico-financieros de la Administración Foral de Navarra en 2022. Destacan el remanente de tesorería para gastos generales de 114 millones y el saldo de tesorería de 722 millones. En cuanto a la deuda, esta se sitúa en 2.868 millones y no ha variado respecto al ejercicio anterior.

El informe detalla que en 2022, la Administración Foral gastó 5.600 millones e ingresó 5.900 millones. Se produjo un "notable incremento" tanto de gastos (11%) como de ingresos (17%).

La modificación de la Ley del Convenio Económico entre Navarra y el Estado ha tenido impacto en las cuentas de 2022, especialmente en los gastos e ingresos. Se han registrado aumentos de 144 millones en los gastos y de 282 millones en los ingresos.

El gasto más importante corresponde a las transferencias corrientes, con 2.300 millones, seguido del gasto en personal con 1.600 millones y los bienes corrientes y servicios con 827 millones.

Analizando el gasto por departamentos, se destaca el gasto del Departamento de Economía y Hacienda con 1.538 millones, que incluye la aportación al Estado por el Convenio Económico. El Departamento de Salud gastó 1.315 millones y Educación, 800 millones. Cohesión Territorial, Derechos Sociales y Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior se sitúan por debajo de estas cifras.

En cuanto a los ingresos, los impuestos directos suman 2.600 millones y los indirectos 2.300 millones. Destacan el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas con 2.100 millones, el Impuesto sobre Sociedades con 379 millones y el de Sucesiones y Donaciones con 68 millones. Por otro lado, se recaudaron 1.600 millones con el IVA y 549 millones con impuestos especiales.

El informe destaca el "importante crecimiento" de los impuestos principales respecto al ejercicio anterior, siendo del 30% para el IRPF, el 15% para el Impuesto de Sociedades y el 11% para el IVA.

En cuanto a la ejecución de los fondos Next Generation, hasta finales de 2022 se habían ingresado 372 millones y se habían gastado 64 millones.

El informe concluye que la situación económico-financiera de la Administración Foral de Navarra se ha ido recuperando tras la pandemia y presenta "una mejoría significativa" en los indicadores.

En cuanto al personal, a finales de 2022, la Administración Foral contaba con 32.000 profesionales, de los cuales el 51% eran temporales. Se ha observado un aumento en el índice de temporalidad en los últimos cinco años, debido en parte a las contrataciones temporales por la pandemia de la Covid-19. Sin embargo, se aprecia una reducción de la temporalidad a partir de 2020.

El informe destaca que se aprobaron tres ofertas de empleo en 2022 para reducir la temporalidad en el sector público.

En cuanto a las sociedades públicas, la Administración Foral de Navarra participa mayoritariamente en el capital de 17 empresas. En 2022 se creó una nueva sociedad: Instituto Navarro de Inversiones.

Las sociedades y fundaciones públicas son auditadas por empresas privadas bajo la supervisión de la Dirección General de Intervención. Todas presentan una "opinión favorable" en auditoría financiera, aunque se han identificado algunos incumplimientos en el cumplimiento de la legalidad.

Las sociedades públicas tenían un patrimonio neto de 667 millones y una deuda a largo plazo de 48 millones al finalizar 2022. El resultado consolidado del ejercicio fue de -19 millones y cuentan con una plantilla de 1.495 profesionales.