• lunes 15 de agosto del 2022
728 x 90

Abre al público el nuevo frontón de Mendillorri, situado en la calle Concejo de Sarriguren

img

PAMPLONA, 29 Jun.

La Gerencia y la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona han visitado este miércoles el nuevo frontón infanto-juvenil construido por el Consistorio en el vecindario de Mendillorri. Se sitúa en la calle Concejo de Sarriguren, al lado del Centro Comunitario Antzara, en exactamente la misma vía que otras dotaciones públicas como el civivox, la biblioteca, el hospital o el polideportivo- trinquete de Mendillorri. La inversión ha ascendido a 302.895,75 euros y las proyectos se han creado en los últimos cinco meses.

Según explicó el Ayuntamiento, la iniciativa de crear un frontón en el vecindario de Mendillorri aparece de la demanda vecinal. En 2012 se hace un análisis de la localización y el presupuesto preciso para la ejecución de un frontón reglamentario con gradas, iluminación, cuadro eléctrico para su utilización para acontecimientos y previsión de cubrición del frontón. Sin embargo, este emprendimiento no se llevó adelante. Durante el año pasado se reanudó la iniciativa, si bien con un emprendimiento menos ambicioso debido al presupuesto libre para ejecutarlo.

El frontón se ha levantado en una parcela hasta la actualidad sin edificar, que se se encontraba usando como región de esparcimiento canino. La novedosa instalación tiene una pared del costado de 25 metros de largo y un frontis de 15 metros de ancho, de los que 11 se corresponden con la región de juego. La altura de ese frontis es de 13,20 metros, incluyendo una red de protección en la parte de arriba. Con esas dimensiones, su empleo sosprechado es el deportivo para juego de frontón de menores y jóvenes, sin realizar las medidas primordiales para su empleo reglado.

El frontón se ha construido descubierto y algo enterrado, bajo el nivel de la acera debido al desnivel del lote. Desde la calle Concejo de Sarriguren, la región de juego queda resguardada, en tanto que desde la acera se ve solo la posterior de la pared del costado. Se ha aprovechado para adecuar y también alumbrar el ambiente, ya que al no estar urbanizada la parcela no había otros elementos de edificación o instalaciones. Se ingresa al frontón a través de un sendero habilitado tras el frontis, con su consiguiente iluminado. Se completa la obra con la acometida de abastecimiento para una fuente y la consiguiente composición para la obtenida de aguas y su vertido a la red general de saneamiento.